Novio canceló la boda justo antes de la ceremonia por una absurda broma

novia llorandoHay bromas de bromas...Lo que una mujer vestida de novia le hizo a su futuro marido, terminó en ¡un desastre total! La futura novia llegó al encuentro de su amado ataviada en su hermoso vestido y su velo para tomarse las fotografías previas y cuando el novio la vio, casi se desmaya del susto. La novia decidió aparecerse luciendo como si tuviera 70 años y esto enloqueció al futuro esposo. Ni te imaginas para qué quiso hacerle esta bromita.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: MIRA: Jaime Camil y su esposa comparten la primera foto de su bebé

Qing Kao, de 26 años, decidió pintarse canas en el pelo y maquillarse de ta forma que pareciera una mujer septuagenaria. La verdad lucía espantosa y cuando la vio el enamorado novio, casi le da un ataque al corazón ¡Y no es para menos!

Por supuesto que el incrédulo le preguntaba a su novia porque había hecho tal cosa y la tonta novia solamente le preguntaba: ¿no me vas a querer cuando sea vieja? ¿No me vas a a amar cuando me vea realmente así? ¿Pero qué mosco le picó a esta niña? Con su absurdo proceder el temperamento del novio solamente iba en aumento.

Trató de convencerla que se quitara el disfraz porque quería que sus fotos fueran especiales y la joven no cesaba de retarlo. Al punto que su tono comenzó a subir y ella le pedía que no gritara. La novia le dijo que se fuera si no le gustaba lo que veía, y patitas para que las  quiero, el ofendido novio salió enojadísimo botando los espejuelos al piso.

La novia se quedó llorando en el piso frente a los ojos de los sorprendidos transeúntes. Aunque pensó que el galán regresaría, ¡santas sorpresas! no le quedó más remedio que subirse a un taxi y salir de ahí. ¿De qué carambas le sirvió la broma?

Y a todo esto ¿sabes cuál fue el verdadero motivo de su bromita?, pues que el novio ya había tenido muchas novias antes que ella y quería estar segura de que la quería ¡Excuse me! El amor no tiene clasúla de vigencia. Lejos de ser una bromita esto terminó en la peor humillación para una joven ilusionada que se quedó llorando y con un palmo de narices en plena calle. Sin embargo, creo que es lo mejor que le pudo haber pasado a esta pareja porque salta a la luz que ninguno de los dos está preparado para asumir un matrimonio.

La gente debe casarse por amor y con la consciencia de que se trata de un compromiso. No puedes romper un matrimonio por motivos tan frívolos, ni puedes poner a prueba al otro por tonterías. Está visto que a estos muchachos les hace falta madurar.  El matrimonio no es un juego. Uno debe estar segura de que hay unas de cal y otras de miel y ser pareja se trata justamente de sobrellevar todas las situaciones y salir airoso.

Imagen vía Thinkstock

Topics: bodas  novia llorando  abandono