sexo_embarazoTradicionalemente se ha visto a las mujeres embarazadas como llenas de virtudes y portadoras de la inocencia de los recién nacidos, pero el que estés en la dulce espera no quiere decir que se acabó tu vida sexual. Todo lo contrario.

Si bien es cierto que algunas de nosotras sufrimos los primeros meses con náuseas y un agotamiento que aplaca la líbido hasta de las que tienen frecuencias asombrosamente altas, el sexo siempre es importante. En especial en esta etapa de tantos cambios de la vida de pareja.

Lee más en ¿Qué más?: 5 Cosas que hay que evitar al tener relaciones sexuales durante el embarazo

La verdad es que el cuerpo cambia tanto cuando uno tiene un hijo, que pasan varios meses para que una se vuelva a sentir cómoda en su propia piel. Aprovecha estos meses para explorar la sensibilidad que da la revolución hormonal que conlleva un embarazo. El bebé no va a sufrir para nada, tú te vas a sentir mejor y tu marido te lo va a agradecer.

Aquí te dejo con las mejores posiciones para lograr el placer, sin que sea complicado por la creciente barriga.

Imagen vía Thinkstock

Frente a frente - De lado 1

Frente a frente - De lado

Imagen vía Thinkstock

En esta posición, la pared anterior de la vagina recibe muy buena estimulación. Además, se evita la presión sobre la barriga

Advertisement

Cucharita 2

Cucharita

Imagen vía Thinkstock

Si el te abraza por detrás, podrán armonizar sus cuerpos sin el obstáculo de la barriga. Además te podrá tocar los senos, que están tan sensibles en esta etapa.

Advertisement

Tú acostada, él de pie 3

Tú acostada, él de pie

Imagen vía Thinkstock

 

Así podrán alcanzar la penetración completa con total comodidad.

Él de pie, tú medio sentada 4

Él de pie, tú medio sentada

Imagen vía Thinkstock

Aunque en los meses finales la penetración no es total, siguen teniendo estimulación completa y la posibilidad de intimidad que da mirarse a los ojos.

Advertisement

Tú arriba, dándole la espalda 5

Tú arriba, dándole la espalda

Imagen vía Thinkstock

Como tú quedas de rodillas en la cama, tienes control total de los movimientos, lo que te permite manejar el ritmo. Además, lo podrás estimular directamente con las manos.

Tú arriba mirándolo 6

Tú arriba mirándolo

Imagen vía Thinkstock

Esta posición es ideal para las últimas semanas, cuando la barriga está grande y te cansas más. Él podrá tocarte los senos y la panza.

Advertisement

Los dos sentados, tú sobre él 7

Los dos sentados, tú sobre él

Imagen vía Thinkstock

Al colocarse al borde de la cama, los dos quedarán completamente estimulados, sin que nadie tenga más peso.

El perrito 8

El perrito

Imagen vía Thinkstock

Una de las tradicionales posiciones, también llamada vulgarmente en cuatro patas, es ideal para cuando la barriga dificulta cualquier otra posición.

 

Advertisement

Siempre del lado izquierdo 9

Siempre del lado izquierdo

Imagen vía Thinkstock

Existen dos razones médicas para esto: la vena cava inferior está a la derecha de la columna vertebral, por lo que al presionar el lado derecho se puede afectar el flujo sanguíneo. Además, el hígado está a la derecha del abdomen y es mejor no aplastarlo contra el útero.

Con amor 10

Con amor

Imagen vía Thinkstock

 

Nada, pero nada sustituye al amor y a la comunicación en estos meses, en los que nos sentimos tan vulnerables.