Entérate de los placeres ocultos y perversiones de las mujeres

perversiones sexualesTe voy a contar la historia de Victoria, una amiga que en una de esas pláticas de cafecito por la tarde, me confesó que tenía un secretito sexual y cuando usó la palabra perversión, me quedé pasmada.Y sí, sus deseos dentro de su vida sexual han cambiado tanto, de ser una mujer casada con cero vida sexual hoy es una divorciada sexualmente MUY activa. Lo que me sorprendió es que se está desviando por un rumbo para mí desconocido, pero que me causó tanto interés que te lo tengo que compartir. Las perversiones sexuales de Victoria comienzan desde exhibirse, hasta provocar dolor pero con placer. Y ahí te voy con la explicación

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Sexóloga de 100 años revela los SECRETOS para la felicidad en pareja

Resulta que con su nueva pareja, la vida sexual se ha ido transformando de tal manera que lo que al principio le daba pena pero al mismo tiempo curiosidad, ahora lo disfruta y se está volviendo una adicción.

Empecemos con el exhibicionismo. Le encanta provocar interés sexual, para que la miren y despierte una pasión en segundos. Un día en el supermercado se desabrochó dos botones de más y no traía brasier. Se tapó al llegar a la caja, no sin antes haber dejado boquiabierta a muchos a su paso.

En esa misma ocasión su galán estaba mirando muy de cerca y dice que ambos lo disfrutaron al máximo. Esa situación de mirar y no participar se le conoce como vouyerismo y eso también lo practican en la cama. Aquí al Adonis de mi amiga le gusta verla entrar en acción con otro hombre y ella me dice que lejos del placer físico, saber que su pareja la observa es  mucho más excitante.

¡Por Dios!, me parece como si estuviera escuchando una película porno. Su otra práctica sexual es la del sadismo. Yo ya sabía que le encantaba disfrazarse y sorprenderlo vestida de enfermera, colegiala y demás, pero hasta ahora me confesó que las botas de charol, los látigos y las esposas son parte de los juegos sexuales que disfruta. Le gusta darle dolor azotándolo con el látigo de piel, con fuertes nalgadas y hasta cachetadas, ¡auch! El hombre termina tan excitado que el sexo después de las flageladas dice es espectacular, ¿qué, qué?

Y la última es la que no podía faltar, las palabras soeces y humillantes son las que ambos disfrutan. Practican el masoquismo verbal para encender la pasión. Bueno esta práctica es mucho más común en las parejas, así que no me sorprendió tanto como los otros.

Me preguntaba mi amiga si yo creía que sus prácticas sexuales eran pervertidas. Yo creo que no puedo calificarlas de nada. Para mí pueden ser sorprendentes pero para mi vecina pueden ser hasta aburridas. Lo que sí le dije es que mientras sus actividades sexuales sean de mutuo consentimiento y le causen placer, pues que se siga divirtiendo como hasta ahora sin inhibiciones y después, me venga con el chisme para compartirlo contigo.

Imagen vía Corbis Images

Topics: adiccion  atracción sexual  fantasia sexual  juegos sexuales