Muchísimas parejas prefieren el sexo con lubricación, pero no han encontrado alguno que verdaderamente los satisfaga. Los de tipo comercial contienen agentes irritantes que pueden resultar muy molestos, como el alcohol en los gel, así como glicerina y parabeno en los que se fabrican a base de agua. Eso sin mencionar los colorantes y aromas que les ponen para otorgarles perfume y un tono agradable.

Si estás cansada de los químicos que emplean en estos productos para la intimidad, deberías considerar los de tipo natural. Son súper efectivos, estimulantes, económicos, y lo mejor de todo es que no te harán daño.

Profesionales en salud, como el doctor Jen Gunter, recomiendan varios de ellos. Empezando por el aceite de coco, que es una maravilla a la hora del sexo...

Lee más en ¿Qué más?Las 5 claves para dejar de sufrir por amor

Toma nota porque tus momentos de intimidad serán de mucho mayor disfrute con estos ingredientes completamente naturales.

Imagen vía Thinkstock 

Aceite de coco 1

Aceite de coco

Imagen vía Thinkstock

Es el preferido por el doctor Gunter, primero por lo accesible: se puede conseguir en gran cantidad de establecimientos, a un precio que oscila los $9 por frasco. Luego porque aunque su aspecto es sólido, al frotarlo entre tus manos durante unos instantes se vuelve un líquido aceitoso, súper fácil de aplicar. Perdura por largo rato, por lo que no hace falta reaplicarlo, por muy bueno que esté el encuentro con tu pareja.

Algunas de sus usuarias son las mujeres post menopáusicas que no consumen estrógenos, y las de vagina sensible que padecen dolores durante el coito. Hidrata la piel reseca y su única desventaja es que no se puede usar con preservativos de látex, ya que lo degrada.

Advertisement

Aceite de oliva 2

Aceite de oliva

Imagen vía Thinkstock

Es un gran lubricante y un afrodisíaco por naturaleza. El de calidad extra virgen, envasado al vacío es el mejor para la seducción, ya que es un estimulante de las hormonas sexuales. Su uso en la intimidad proviene de la época de los griegos, quienes apreciaban sus propiedades. Se utiliza poca cantidad, porque no es soluble en agua. Sus desventajas son el fuerte olor y lo difícil que resulta removerlo.

Advertisement

Aceite de almendras 3

Aceite de almendras

Imagen vía Thinkstock

Es tan efectivo como el de oliva, pero menos molesto a la hora de quitarlo de las sábanas y la ropa. Su esencia es deliciosa, así como su textura, que lo convierte en un perfecto suavizante de la piel seca y sensible. Por su rápida absorción es ideal para los masajes.

Grasa alimentaria 4

Grasa alimentaria

Imagen vía Thinkstock

El experto menciona a la marca comercial Crisco, que elabora grasa alimentaria en los Estados Unidos. Es completamente a base de aceite vegetal hidrogenado y aparte de sus usos en la cocina, se puede emplear como co adyudante del sexo. Sin embargo, Gunter asegura no estar convencido de que los aceites hidrogenados resulten la opción más sexy. En la diversidad está el gusto, por lo que seguramente habrá quienes se aventuren a probarlo y hacerlo uno de sus aliados en la cama, aplicándolo en zonas sensibles del cuerpo.

Advertisement

Clara de huevo 5

Clara de huevo

Imagen vía Thinkstock

Aparece como lubricante recomendado, siempre y cuando seamos muy higiénicas después del acto sexual. Es ideal para aquellas mujeres que quieran quedar embarazadas, ya que se asemeja al líquido cervical, que facilita la concepción.