¿Debemos ser unas damas en la calle y callejeras en la cama "para no perderlos"?

Escuchaba hace poco a unas compañeras de estudio conversando acerca de este tema y como recién casada, sentí curiosidad y me uní a la charla para escuchar lo que decían. Como es natural, las opiniones estuvieron diversas, divididas y hasta divertidas. Para encontrar más respuestas,  se me ocurrió encuestar a unos cuantos (mi esposo y unos amigos de confianza), para los que hablarme con franqueza no fue difícil. Trataré de transcribir lo que me respondieron en los mejores términos, ¡porque no se imaginan todo lo que escuché!

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: 5 Penosísimos momentos que matan la pasión de inmediato

Lo primero que comprendí, entendí y admití es que por naturaleza, las mujeres basamos nuestras relaciones en el sentimiento y los hombres en el instinto. Cada género se maneja diferente en cuanto a la lides del amor. Por ejemplo, mientras nosotras nos imaginamos la típica escena de la cena en una noche romántica a la luz de las velas bajo un cielo lleno de estrellas y una brisa suave, ellos piensan en  qué buena está la noche y que ojalá coman rápido para aprovechar el aire fresco y tener sexo. ¿Qué tal?

En sus propias palabras, hallar una buena mujer en todo el sentido de la palabra es el objetivo pero que el paquete venga con el kit para mantenerlos siempre contentos y que la dicha sea completa, sería lo ideal. Ellos esperan que seamos damas en la calle y unas leonas –tipo película XXX- conocedoras de todo el manual de las artes amatorias y lujuriosas, porque su realidad es que ellos siempre son visuales y viven del placer. ¿Ven cómo está marcado su instinto?.

Nosotras en cambio vivimos más del sentimiento, de las atenciones, de las palabras, del trato, de la seguridad y protección que encontramos en ellos y el sexo que obviamente es importante, es una consecuencia emocional de todo lo anterior y viene a ser un complemento que nada tiene que ver con el instinto. ¡Esa es la "pequeña" diferencia que nos separa!

Entonces no es nuestra responsabilidad exclusiva hacer "lo que sea" para no perderlos, sino que ellos también deben poner de su parte para no perdernos a nosotras. Si su intención es tener unas tigresas en la cama, deben hacernos sentir primero como unas damas!

Imagen vía Thinkstock

Topics: consejos  relaciones de pareja