5 Lecciones sobre SEXO que tienes que aprender antes de los 30

La década de los 20 era más fácil cuando las mujeres se casaban a los 20, tenían 3 hijos a los 25 y no había mucho más que aprender en cuanto al sexo. Para mí, ha sido una época de muchos aprendizajes y muchas lecciones dadas a golpes. En la escuela del  sexo la cosa no es distinta.

Aprendemos tropezándonos y si de algo estoy segura es que hay una abismal distancia entre lo que sabía sobre sexo a principios de mis 20s comparado con las últimas gotas de la década…

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: 7 "Errores" que cometemos edspués del divorcio

Considero que en definitiva, estas son las lecciones más importantes y que toda mujer debería de tener ya muy claras para vivir sus 30s con más inteligencia:

1. No das el corazón por unas pompis: Perdonen mi vocabulario, pero es cierto. El deseo sexual que sientes por ese increíblemente guapo modelo/barista que te invita caballitos de tequila cada viernes no tiene nada que ver con el amor. Esta es probablemente la lección más difícil de entender por la confusa similitud entre las dos emociones. Sólo la experiencia te enseña que la atracción física por un chico y la fantasía de quién es pueden distar mucho en el día a día. Y en el peor de los casos decepcionan hasta en la cama…

2. Claridad ante todo: No porque un hombre se acuesta contigo quiere decir que has formalizado tu relación y asumirás desde ese día que es tuyo. ¡JA! No señor, el tema de "exclusividad", cuando menos en mi generación, me obligó a poner los papeles en la mesa muy claros para evitarme desperdiciar preciado tiempo y futuros desgastes del corazón. Dios sabe que si no hablas las cosas directo más rápido que tarde puedes acabar 5 años con un hombre al que no le interesas en serio.

3. Ya lo pasado, pasado: Darle celos a tu chico con pláticas halagadoras sobre tus ex sólo es algo que haces cuando eres joven. Una mujer adulta simplemente sabe que eso no la llevará a ningún lugar con arcoíris, sino todo lo contrario. Acabarás cavando tu propia tumba.

4. Confía en tus instintos: Por muy racional y analítica que seas, tus instintos están ahí por algo. Ese ruidito que escuchas porque algo no te gusta es más importante de lo que crees. Esas emociones son tu mejor aliado al momento de escoger pareja, porque pueden indicarte quien es una amenaza y quien no.

5. El drama pesa: Si sigues teniendo peleas dignas de un guión de telenovela a finales de tus 20s con tu esposo, novio, o peor es nada, probablemente tengas que reconsiderar tus reacciones antes de que acabes en un manicomio, o peor aún ¡con arrugas prematuras!. Una relación feliz, estable y con alguien que te apoya es mucho más importante que tener la adrenalina de una pelea una y otra vez. Eso desgasta con el tiempo y no vale la pena. 

Imagen vía Thinkstock

Topics: atracción  celos  consejo  sexo  pareja  amor