Confesiones de una divorciada: Por esto es que tantos matrimonios terminan en divorcio

Siempre digo que no soy experta en relaciones de pareja. No soy psicóloga, ni terapeuta, ni psiquiatra y escribo con base en mi experiencia personal. Así que se me ocurrió hacer una encuesta para ver por qué tantos matrimonios terminan en divorcio. 

La verdad es que la principal causa de tanto divorcio no es una sino muchas y están relacionadas con las expectativas de cada uno de los miembros de la pareja, el compromiso y la preparación. Sigue leyendo para que veas lo que me dijeron varias personas divorciadas a las que consulté.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Confesiones de una divorciada: 4 claves para que no te divorcies nunca

"Por la falta de convivencia previa al matrimonio. El matrimonio es como cualquier carrera: hay que hacer prácticas y pasantías para entrenarse y saber si va a funciona", Maricarmen.

"Porque en muchos casos el compromiso matrimonial puede hacerse muy pesado ante las tentaciones y las posibilidades de vivir experiencias que piensan y sienten que pueden ser 'emocionantes y satisfactorias'. No se cultiva la paciencia y el amor necesarios para ser firme antes esas tentaciones", Nigmeth.

"Porque se pierden el respeto, la confianza, el amor y la paciencia", Oscar.

"Porque la pareja no tiene una buena comunicación, respeto y cariño. También porque ambos tienen proyectos de vida distintos", Mariadelina.

"Porque no es fácil convivir con alguien que cree que aún sigue soltero y quiere llevar su vida como tal", Magaly.

"Porque se unen en matrimonio sin sustentar un verdadero amor que es la base para el respeto, el cariño y la paciencia que requiere el cultivar una relación matrimonial, ante la primera prueba se vuelan los caracteres, se hace presente la intolerancia y se recurre al camino más fácil, que es el divorcio", María del Mar.

"Porque se casan pensando que se pueden divorciar", Liduska.

"Porque ahora las mujeres no aguantamos como aguantábamos antes. Porque somos más independientes", Vicky.

"Porque las personas cambian y con ellas sus metas en la vida. Te planteas unas metas cuando te casas. Luego esas metas cambian y no hay puntos comunes de encuentro", Tamara.

"Porque no hay razón para mantener una unión en la que no quieres estar. Antes la gente no se divorciaba por convencionalismos sociales", Mariana.

"Porque hay gente que se casa enamorada del matrimonio, no de la otra persona", José.

La verdad es que son tantas las razones, que tengo para escribir una enciclopedia. Y lo que me queda claro es que nadie se divorcia por el color de la cortinas.

 

Topics: confesiones de una divorciada  divorcio  causas del divorcio  relaciones de pareja