5 Penosísimos momentos que matan la pasión de inmediato

Acabo de leer un artículo en una revista de caballeros donde el autor mencionaba los momentos más incómodos que pueden sucederle a un hombre en la cama. Sobra decir que cuando se trata de sexo, los accidentes o errores que cometemos pueden ser DESASTROSOS.

Ya sea que estemos en una relación de décadas, o apenas comencemos a concocer al chico en turno, los momentos más incómodos pueden simplemente acabar con el sexy mood y matar la fiesta. 

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Las 5 cosas "sexys" que hacemos y que los hombres DETESTAN

Así como hay posiciones de sexo en el Kama Sutra existen múltiples formas de regarla en la cama. Es por ello que hice una lista personal de lo que yo considero son los 5 momentos absolutamente más penosos e incómodos que suelen aniquilar la pasión en el dormitorio, ya sea por accidente o por auto harakiri.

1. Pláticas sucias: Miren, yo soy una mujer de palabras. Casi siempre palabras escritas pero me encanta hablar y hablar sucio durante el sexo. Y como era de esperarse, por la mala aprendí que tal vez no todos los hombres se sienten cómodos con la situación. Peor aún es cuando ellos hablan de más. Creo que cuando se trata de navegar en el fascinante océano del mundo de las palabras sucias, uno tiene que empezar con mucha delicadeza y medir las aguas. Es un mundo peligroso, porque nada mata más un momento que una rápida aceleración en la conversación. No se vale ir de un: "Me encanta cómo me lames el oído" a un "Quiero verte montarme como si fueras una vaquera enloquecida"…. ¿Me explico? No se trata de hablar como si acabaras de escapar de un instituto de enfermos mentales.

2. Sexo anal sorpresa: A nadie le gustan las sorpresas. A menos de que sean unos zapatos Jimmy Choo olviden todo lo demás. En especial de las sorpresitas en la cama. Nada mata con más rapidez la fiesta que una entrada triunfante en un salón donde se requiere pase VIP.

3. Los colados: Nunca fui fan de ser chaperón de nadie. No sé qué piensen ustedes sobre las mascotas en el dormitorio durante el sexo, pero hay algo perturbador de ver a mi perrito sentado en el piso viéndome, o peor aún, intentando participar. ¡Pobrecitas mascotas lo que tienen que presenciar! Lo siento, pero si tienen perros protectores como yo, saben que nada arruina un momento sexy como una mascota mordiendo el tobillo del invitado.

4. Ser bocona: ¡Oh, mi especialidad! Y no en en el buen sentido de la palabra como esperarían si hablo de sexo, sino me refiero a que se te escape decir o hacer algo que le gustaba a tu ex, pero simplemente no aplica con el hombre en turno.  "¿Cómo? ¿A ti no te gusta esto?"...¡ERROR! Acabas de matar el sexy time…

5. Juguetes no solicitados: Uno de los peores asesinos del sexy time son los juguetes sexuales no anunciados. Créanme, es mejor preguntar antes que salir con un vibrador tamaño estrella sin que se haya discutido previamente. En algún momento uno de mis ex novios me sacó una cajita con llena de "novedades" y entré en pánico ¡NO LO HAGAS!

Si deseas agregar algo a esta lista déjame un comentario aquí abajo.

Imagen vía Thinkstock

Topics: confesión  sexo  relacion sexual  sexy