Los 4 tipos de relaciones tóxicas que debes evitar a toda costa

Siempre digo que la vida es bella… y corta así que ¿para qué desperdiciarla con relaciones tóxicas que te hacen daño y te hacen todo difícil? No me refiero exclusivamente a las relaciones de pareja. Hablo de lo que toca también a las amistades y a otro tipo de relaciones interpersonales, incluyendo las familiares, que terminan siendo veneno psicológico puro. Sigue leyendo para que veas a lo que me refiero.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más? Confesiones de una divorciada: deja a un lado el sentimiento de culpa

Los negativos o "nube negra".  Una de las relaciones más tóxicas son aquellas con personas negativas, pesimistas, quienes parecen tener una nube negra sobre sus cabezas. Se la pasan quejándose continuamente por todo. Son de los que siempre cancelan los planes, nunca ven el lado hermoso de la vida y las otra personas y por lo mismo es mejor evitar relacionarse con ellos: te drenan lo bueno y te dejan agotada.

Los celosos y controladores. Esa gente tan celosa que pretende además controlarlo todo, incluyéndote a ti, es mejor evitarla, En realidad esconden una gran inseguridad y desconfianza en sí mismos, pero con su complejo te amargan la vida a ti. Si se trata de una pareja, pero que peor: te hacen creer que te celan porque te aman, pero la verdad es que terminarán drenando toda tu energía y alegría de vivir con su afán de tenerlo todo, hasta tus pensamientos, bajo control.

Los mentirosos. Hay gente que vive, como diría mi abuelita, "del cuento y la melodía". O son fantasiosos, o son megalómanos, pero cierto es que no dicen la verdad. Por supuesto, este tipo de persona no es de fiar ni de confiar, así que mejor evítalas porque son un verdadero saco de mentiras e ilusiones que puede hacerte mucho daño.

Los culposos. Ay amiga, que cosa tan terrible es el sentimiento de culpa. Te hace sentir miserable. Te hace hacer cosas, incluyendo gastar mucho dinero, para compensar por esa sensación de que nunca haces las cosas bien, o peor aún: de que todo lo haces mal. Evita a cualquier precio las relaciones con las personas que pretenden hacerte sentir culpable: llámese novio, esposo, suegra o hasta mamá. El sentimiento de culpa no conduce a nada bueno.

Imagen vía Thinkstock 

Topics: amiga  adulterio  amor  bienestar  celos  relación de pareja  relación  relaciones de pareja