Comunicarte a lo anglo o a lo latino, ahí está el dilema...

Hay veces que no sé si las diferencias entre mi gringo y yo son personales o culturales.  Yo sé que cada persona tiene un estilo de comunicación diferente pero creo que esta es otra área donde nuestra cultura juega un gran rol. Mi gringo es callado y cree que el silencio es mejor que decir "cosas de las que te arrepentirás".   Yo soy un libro abierto.  No tengo filtro. Lo digo todo y creo en la comunicación absoluta.  A través de los años, gracias a entrenamiento profesional y mucho trabajo, he aprendido a comunicarme de manera más efectiva, al estilo anglosajón.  Quiero decir que casi no me voy por la tangente, llego a mi punto más rápidamente y de manera mas precisa.  Estas lecciones me han servido mucho en mi vida corporativa americana, pero en casa tiendo a regresar a mis raíces, de la manera que crecí, y mi gringo a las suyas (las irlandesas).

Advertisement

Recuerdo cuando a mi hijo Michael lo diagnosticaron sordo, yo quería hablar de su situación con todo el mundo.  No podía parar de hablar de su caso, incluso a extraños. Creo que esta fue mi manera de enfrentar la peor crisis que he tenido que vivir como madre.  Ni mi esposo, ni su familia querían hablar de la situación de mi hijo. Y yo interpreté esto como rechazo.  Yo sé que mi estilo se va al otro extremo.  Cuando era niña, mis padres me llamaban "la BBC."  No sólo lo contaba todo, sino que siempre siempre he sido "pachotera," largándolas todas, hiriendo a las personas que más amo.

Lee también en ¿Qué más?: Los dilemas y tribulaciones de estar (felizmente) casada con un gringo

Yo creo que el tratamiento de silencio, el acostarse enojados, el no llegar y el irse a dormir a la otra pieza, es el peor castigo que podrías darle a alguien.  Le ha tomado tiempo a mi gringo entender que para mí el silencio es tan hiriente como el no tener filtro. Me siento afortunada al incorporar elementos del estilo de comunicación de mis dos culturas para crear un estilo mejor.  Trato de enfocarme en el tópico de discusión sin salir por la tangente, trato de no emocionarme mucho pero no dejo el calor humano y trato de comunicarme sin ser hiriente.  Y parece que me está funcionando esta estrategia.  ¡Pero continúo ajustando mi estilo de comunicación dependiendo dónde estoy, con quién hablo: con mis amigos anglosajones, mis colegas o mi gente!

Imagen vía Iván Otero/flickr

Topics: consejo  comunicación