Los hombres casados sí son más fieles ¡Entérate por qué!

¡Bingo! Un equipo de investigadores de la Universidad de Bonn en Alemania, dio con la hormona que hace que los hombres casados se mantengan fieles a sus esposas. ¿Qué te parece?

Cuando leí la noticia me apuré a escribir esta nota, sobre todo porque sé que después del escándalo del general David Petraeus —quien después de 37 años de casado con su esposa Holly Petraeus, tiró todo por la borda, incluyendo su cargo de director de la Agencia Central de Información, por un lío de faldas—, más de una anda paranoica revisando los bolsillos de los pantalones de sus maridos y viendo si encuentra algún mensaje de texto sospechoso en su teléfono celular.


Advertisement

Según el estudio, la oxitocina, la misma hormona que producimos las mujeres durante el parto y que se conoce como la hormona del amor, porque entre otros, está relacionada con los patrones sexuales, puede contribuir a los hombres sean monógamos. En dos platos: la oxitocina hace que los hombres casados se mantengan fieles a sus parejas, comprometidos y sin mirar para los lados.

Si esto es verdad, me imagino que si la pusieran a la venta, la oxitocina sería más popular entre las mujeres que el Viagra entre los hombres. Te cuento lo que hicieron los científicos alemanes para determinar cómo funciona la hormona del amor, que no es otra cosa que un neurotransmisor en el cerebro, sobre las relaciones monógamas.

Para hacer su estudio, los investigadores aplicaron oxitocina en aerosol a un grupo de hombres casados. A otro grupo de hombres también casados, les administraron un placebo. Luego, a ambos grupos les presentaron mujeres atractivas para estudiar cómo se comportaban los hombres frente a la tentación, y se les pidió que indicaran con cuánta cercanía a la mujer se sentían cómodos.

El resultado es de coger palco: los hombres que fueron rodeados con el aerosol de oxitocina mantuvieron una mayor distancia de la mujer que los tentaba, en comparación con los señores que fueron rociados con la sustancia inocua.

Lo más curioso del estudio es que cuando hicieron la misma prueba con hombres solteros, no pasaba lo mismo, es decir, no hubo diferencia entre la conducta de los  que fueron rociados con oxitocina y los que fueron rociados con el placebo.

A mí los resultados de este estudio me parecen interesantísimos y según los científicos alemanes, corrobora una investigación hecha previamente con ratones que identificó que la oxitocina jugaba un papel importante en la fidelidad de los animales.

¿Cuéntame qué te parece esto?

Imagen vía Thinkstock