5 reglas para cuando conoces a los padres de tu pareja por primera vez

Recuerdo bien la primera vez que conocí a los papás de mi esposo, quien en ese entonces era mi novio. Como ellos viven en Puerto Rico, no habíamos tenido la oportunidad de conocernos hasta que mi novio y yo teníamos ya varios meses juntos. La primera vez que los conocí ellos habían viajado a Miami para acompañar a su hijo en la ceremonia de los Emmys, ya que él había recibido un par de nominaciones para el prestigioso premio. Tengo que admitir que estaba súper nerviosa, pero ayudó mucho que estabas en terreno neutral y que estábamos celebrando. 

Si no tienes la suerte de que te toque conocer a tus futuros suegros de una manera similar a la mia, aquí te dejo algunos consejitos que estoy segura te van a ayudar: 

Advertisement

1) Lleva un regalo. Mi madre siempre me enseñó a jamás llegar con las manos vacías a ninguna invitación a casa de alguien. Así que a la hora de conocer a los padres de tu pareja, en esta no puedes fallar. Podría ser una botella de vino, aunque las flores son siempre bien recibidas también. 

2) Vístete apropiadamente. Ante todo, recuerda a dónde estás yendo. Es decir, seguro que te quieres ver moderna y bonita, pero no estás yendo a una discoteca. Es muy posible que para cuando te toque conocer a tus futuros suegros, ya sepas bastante bien si la familia de tu novio es conservadora o más liberal. Asegúrate de tomar esto en cuenta cuando estés escogiendo tu vestuario.

3) Halaga a su mamá. Esto es extremadamente importante, pero asegúrate que es algo que haces con naturalidad y no algo forzado porque se dará cuenta que los estás haciendo sólo por cumplir. Puedes decir algo acerca de la decoración de su casa o de la comida que te sirven, por ejemplo.

4) Ofrece tu ayuda. Pregunta si puedes ayudar a servir la comida o a recoger o lavar los platos después de la cena. No actúes como la invitada de honor que tiene miedo a ensuciarse las manos. Demuéstrales que estás lista para ser otro miembro más de la familia. 

5) Habla bien de su hijo. No tienes que exagerar, pero no hay nada más bonito para una madre que escuchar a alguien hablar bien de su hijo. Habla de lo bien que te trata y de lo inteligente (creativo, detallista, etc.) que es y hazlo con amor. 

Imagen vía Bill_Owen/flickr

Topics: amor  pareja  relaciones de pareja