Los sueños eróticos no siempre son lo que parecen

Tienes sueños eróticos? ¿Con qué frecuencia? El protagonista de tus sueños ¿es tu pareja, o el vecino, o el novio de tu hermana, o tu jefe? No te asustes y sigue leyendo: las cosas no son como parecen.

Tener sueños eróticos puede ser una experiencia tan placentera como inquietante, sobre todo si el "primer actor" no es la figura estelar de tu vida. Pero no porque sueñes con el de "al lado" quiere decir que en tu vida consciente quieras acostarte con él.

Soñar con tener relaciones sexuales con quien menos te lo esperas, puede ser, por el contrario, un indicativo de que hay aspectos de tu vida "despierta" que debes revisar. Por lo menos eso es lo que dicen los expertos.

Advertisement

Por ejemplo, si sueñas con el marido o novio de tu mejor amiga o tu hermana, en modo alguno quiere decir que te gusta el individuo o que estás traicionando la amistad o el afecto que te une a tu hermana. Tal vez lo que estás "viendo" es que ese alguien tiene características que te gustaría que tuviera tu propia pareja. Piensa, analiza, no cometas el error de contarle nada tu amiga o a tu hermana, y sin darle detalles a tu novio o marido, en abstracto, dile las cosas que te gustaría que tuviera o mejorara.

Si en cambio sueñas con otra mujer, no quiere decir que seas lesbiana, ni que estés cambiando o descubriendo nuevas preferencias sexuales. Soñar con alguien del mismo sexo puede significar que estés descubriendo lo valiosas que somos las mujeres. Probablemente la noche que soñaste con "otra", es porque durante el día hiciste algo que te llena de orgullo o tuviste un logro que merece reconocimiento.

Si sueñas con tu jefe o con algún colega, en modo alguno quiere decir que de verdad quieras acostarte con ellos. Este tipo de sueño puede ser indicador de que necesitas revisar tu vida, tomar tus propias decisiones, estar en control incluso en tu ambiente de trabajo.

Si sueñas con un famoso, sea un cantante, un actor, un político, o con cualquier extraño, puede ser una advertencia de que llegó la hora de revisar tus miedos internos y también tus aciertos. ¿A qué le temes? El extraño eres tú misma y habría ver qué encuentras de esa persona lejana dentro de ti.

Si sueñas con tu ex, no te mortifiques: no quiere decir ni que lo extrañes ni que quieras volver con él. El sueño puede ser una señal de que tu relación actual está entrando en una fase de monotonía y que tal vez hay que avivar la llama de la pasión.

Imagen vía Thinkstock