No me molestan los besos lésbicos en publicidad ¡me enoja que quieran provocar morbo!

Aunque vengo de una familia tradicional mexicana, nací en una generación que está cada vez más abierta a las distintas preferencias sexuales. Es por eso, que no me "asusta" ver a dos mujeres besándose en la calle o a dos hombres tomados de la mano, ya que considero que toda persona debe ser respetuosa hacia los gustos y preferencias de los demás, siempre y cuando no le hagan daño a nadie.

Advertisement

Pero lo que sí me molesta, es cuando las compañías intentan levantar el morbo sobre estos temas con el único fin de vender y no porque en realidad se preocupen por la comunidad gay. Lo digo por la polémica que ha desatado la conocida marca americana Urban Outfitters, luego de sacar, como parte de su nueva campaña publicitaria, la imagen en la que dos chicas aparecen besándose.

El anuncio me molestó, no por la imagen en sí, sino porque siento que no está justificado. De inmediato se nota que la intención de la marca, no es hacerle difusión a su ropa, sino únicamente levantar el morbo entre las personas. La foto no muestra bien los diseños de la marca (como debería ser) sino más bien se centra en el beso de ambas. Además, no tiene ningún tipo de composición artística y las modelos ni siquiera están bien peinadas. En otras palabras, se trata de un anuncio ¡que sólo quiere llamar la atención y nada más!

Lo peor de todo, es que la marca lo ha conseguido, ya que como te imaginarás, algunas asociaciones de madres de familias en Estados Unidos, como "One million mom" o la "American Family Association" ya pusieron "el grito en el cielo" tras ver el anuncio y han solicitado a la empresa que lo retiren y a los padres que "cancelen su suscripción y que tiren el catálogo a la basura antes de que lo vean sus hijos", pues consideran que se trata de "un contenido ofensivo para los jóvenes adolescentes", como informó el periódico El Mundo.

Sinceramente, a mí me parece, que entre más atención se le dé a este anuncio, más se hablará de él y más circulará por las redes sociales. Así que, si lo que quiere este grupo de mamás, es que sus hijos no vean esta publicidad, pues lo mejor que pueden hacer es dejar de hablar de ella, ya que no dudo que muchos niños, a estas alturas, ya hasta hayan visto el anuncio publicado en su pared de Facebook  o en cualquier portal de noticias en la Intenet.

Por mi parte, considero que si la intención de la marca es realizar una campaña dirigida a la comunidad gay, lo deberían hacer ¡pero bien! Porque este anuncio mal hecho y sin sentido, es una falta de respeto hacia los consumidores de ese sector.

Imagen vía Urban Outfitters

Topics: array