Aumentan matrimonios interculturales e interraciales en Estados Unidos

La prensa online y las redes sociales en el país están todas alborotadas con el estudio del Centro Pew de que han aumentado los matrimonios interraciales en el país. Según la investigación, la cantidad de personas en Estados Unidos recién casadas con parejas de otros grupos se ha prácticamente triplicado desde 1980.

Yo entiendo y no entiendo la alharaca. Por un lado, sí es verdad que es un avance social que haya un nivel significativo de integración racial cuando hace apenas 40 años era ilegal en algunos estados el matrimonio entre blancos y negros. 

Lee más en ¿Qué más?: ¿Te casarías con alguien que no habla tu mismo idioma?

Advertisement

No hay que ir más lejos que a la película The Help nominada para varios Oscar este año, para darnos cuenta que el racismo institucional existió hasta hace relativamente poco tiempo. La periodista de CNN Soledad O'Brien ha contado repetidamente que sus padres, un australiano irlandés y una cubana negra, debieron mudarse de estado para poder casarse.

Aún hace un mes vi un programa matutino supuestamente serio que debatía el por qué los hombres afroamericanos se casaban con mujeres de otros grupos. Pero por el otro, me sorprende que en pleno siglo XXI se le siga dando tanto énfasis al color de la piel. Yo pensaría que a estas alturas, y en un país tan multirracial como éste, ya se habrían dado cuenta de que las personas somos eso personas, más allá de cómo lucimos.

Creo que los latinos lo tenemos un poco más claro y encabezamos con los asiáticos la lista de los llamados matrimonios mixtos, con 26% y 28% respectivamente. Apenas un 9% de los "blancos" están casados con personas de otros grupos y un 17% de los afroamericanos.

En nuestro caso, el estudio indica algo que me pareció muy interesante: El porcentaje de latinos casados con no-latinos se ha mantenido estable. Siempre hemos sido pioneros en crear familias multiculturales. Sin embargo, yo creo que se equivocan en cuanto a los porcentajes al meternos a todos en la misma cajita con la etiqueta de hispanos.  ¿Cómo puede considerarse un matrimonio como el mío entre una venezolana y un argentino de una cultura? Las diferencias culturales entre mi marido y yo a veces son mayores que entre una amiga mexicana judía y su marido un neoyorquino también judío. Tengo una vecina dominicana negra, casada con un chileno rubio de ojos verdes, oírlos discutir es divertidísimo, parecen seres de dos planetas diferentes.

Una vez hice una entrevista a la escritora chilena Isabel Allende quien me aseguró que su matrimonio actual, un estadounidense, era mucho más calmo y lleno de más puntos comunes que el que tuvo con el padre de sus hijos también chileno. No recuerdo exactamente palabra por palabra lo que me dijo, pero era algo así: Lo importante es que haya acuerdo en los valores y las prioridades. Todo lo demás es ruido.
¿Qué te parece? ¿Es importante para ti que tu pareja sea latino o incluso de tu país?

Imagen vía boyznberry/flickr

Topics: array