Renueva tu vida amorosa

El Internet, los anuncios y muchos libros están dirigidos a “revivir o renovar tu vida sexual”, y eso es muy importante. Lo que me preocupa es que son pocos los libros y anuncios que hablan de “revivir y renovar el amor” en la pareja.

La fiesta de San Valentín – recordando al heroico sacerdote que casaba a las parejas a escondidas del imperio pagano en la Roma antigua del siglo III – es una buena oportunidad para que todas las parejas renueven su amor y dediquen un poco más de tiempo a fortalecer su unión, ya que las actividades de la familia, las presiones y obligaciones del diario vivir son tantas.

Quizás estas sugerencias te funcionen y ayuden a renovar ese amor que los unió desde un principio:

 

Advertisement

1. Jugar un juego: Cuando los niños se hayan acostado y tengan un momento tranquilos, sería buena idea buscar un juego del que ambos disfruten. Puede ser algo sencillo como cartas, domino o cualquier otro juego competitivo que les ayude a reírse juntos y poder compartir algo que no tenga relación alguna con las obligaciones, el trabajo y las tareas del hogar.

 2. Una cita semanal o “date night”: Hay varias formas de hacer esto y no tiene que costar ni un centavo. Los que quieran y puedan salir a una cena romántica o a un cine y tienen hijos pequeños, pueden preparar las condiciones para que alguien de la familia o un “baby-sitter” les cuide a los hijos. Lo importante es que pasen un tiempo a solas, -sin amigos ni familiares – sólo la pareja disfrutando el uno del otro.

 3. Noche romántica en casa: Para los que no tienen la energía o el presupuesto para salir muy a menudo, pueden hacer una noche romántica en su propia casa en la cual pueden ver una película en televisión, compartir una copa de vino y simplemente sentarse juntos – compartiendo una cobija - al final de un día largo. 

 4. Leer juntos: Antes de dormir, la pareja puede usar un libro de inspiración - como la Biblia o un libro de un autor que escriba sobre algo que les interese a ambos – y tomarse turnos leyéndose el uno al otro. Esto incluso les puede ayudar a dormir mejor y dialogar sobre temas importantes para el matrimonio y la familia.

 5. Orar en pareja: Muchos tenemos la idea de orar en la iglesia los domingos, pero nunca en casa. La pareja puede beneficiarse de orar juntos – el uno por el otro – cada mañana y cada noche. Esto les puede ayudar a unirse más y a valorar al ser amado como un regalo de Dios.

Son sólo unas sugerencias, pero estoy seguro que si ponen dos, tres o más en práctica van a renovar su amor cada día del año. 

Imagen vía rogersmj/flickr