Haz de tu habitación un templo de sensualidad

La rutina, los niños, lo cansadas que estamos después de una larga jornada de trabajo.  Todo eso se traduce en sinónimo de agotamiento y desgano -en todos los sentidos-  que llevamos a nuestras habitaciones.

 A veces se nos olvida sazonar con un poco de sensualidad nuestro cuarto y lo convertimos exactamente en eso: un cuarto, un lugar frío y sin personalidad, donde dormimos y punto. También puede ocurrir que muchas de nosotras, que no vivimos en espacios muy amplios, transformamos nuestra habitación en nuestra oficina. Tenemos la computadora adentro del dormitorio, sin hablar de la ropa por doblar que a veces se acumula en la silla y sobre todo le damos un rol protagónico al televisor .

Advertisement

¿Sabías que de acuerdo a un estudio realizado por la psicóloga italiana Serenella Salaomoni, las parejas que tienen un televisor en su habitación hacen el amor 50% menos que las parejas que no lo tienen? ¿Qué te parece? Pero no arrugues la cara. Simplemente vamos a cambiarle un poco el rostro a nuestro dormitorio. ¡Vamos a sexificarlo un poco! Eso traerá más placer a nuestra vida. 

Lee más en ¿Qué más?: One marriage, two beds: How to coexist in the boudoir

 1-    Ten en cuenta que la habitación será compartida por dos personas, por lo tanto ambos deben estar de acuerdo con el estilo a seguir: minimalista, clásico, contemporáneo, etc.

2- Considera los colores neutros como una alternativa para las paredes, techos y muebles. Agrega un detalle sexy y vibrante. Ponle un toque de lujo y sensualidad a través del color. Recuerda que se trata de tu "nidito de amor", no estás decorando tu oficina. Debes reflejar tu personalidad.

3-    Juega con la iluminación. Imagínate como un director de cine y piensa que el color de luz que escojas puede crear un ambiente cálido o frío. Aprovecha y trae el toque sensual de unas velas aromáticas que seguro les inspirarán a momentos íntimos súper especiales.

 Lee más en ¿Qué más?: I dare you to say I Love You

4-  La cama es la principal protagonista del dormitorio de la pareja. Considérala tu templo. Asegúrate que el modelo que selecciones está en armonía con el resto de la decoración del dormitorio. 

 Piensa en todo lo que te conecta a tu pareja, desde la solidaridad en proyectos compartidos hasta la pasión y trata de que tu dormitorio exalte todos estos elementos.  Para elevarle aún más el tono a la sensualidad rocía un poco de tu perfume a las sábanas, coloca pétalos de rosa en la cama. En fin activa tu lado de mujer sexy para que cumplas con el viejo dicho de señora en la sala y tigresa en la cama.

Otra cosa que puedes hacer para mejorar tu relación de pareja es es seguir los consejos diarios que  encontrarás en Spice Up Your Love Life Challenge, que te daremos hasta el 14 de febrero. ¡Además tendrás la oportunidad de ganar fabulosos premios!

Imagen vía kcolwell/flickr