¡Se va a casar Elizabeth Smart!

 Hay una hora del día en la que sabemos que nuestros hijos están a punto de regresar. Bien sea de la guardería, de la escuela, del parque, de la casa de la niñera… de dónde sea. También sabemos a qué hora se despiertan, van a la escuela, a la clase de piano, hacen sus tareas. En fin, conocemos  sus rutinas.

¿Se imaginan cómo se sentirá una madre que ya no pueda ver a sus hijos cotidianamente y no porque estén de viaje sino porque se los secuestren? He pasado, como todo el mundo, por situaciones difíciles en mi vida, pero supongo que no debe haber nada lleno de más angustia y desesperación que el corazón de una madre cuyo hijo ha desaparecido, sin importar a qué raza pertenezcas, si eres latina o no. Una madre es una madre.

Advertisement

Peor aún, si ese niño o niña fue raptado de tu propia casa, mientras creías que estaba a salvo. Esa angustia la vivieron, Ed y Lois Smart, cuya hija de 14 años, Elizabeth, fue secuestrada de su habitación, en la mitad de la noche, cuando se suponía que toda la familia dormía de forma plácida y segura. A mediados del 2002, los rostros de Elizabeth y de sus desesperados padres le dieron la vuelta al mundo.

Al menos, en el caso de esta adolescente de Utah, la historia tuvo un final feliz. Sus secuestradores Brian David Mitchell y Wanda Ileen Barzee, fueron capturados y procesados por sus delitos. Mientras que Elizabeth, cuya historia fue narrada tanto en una película hecha para la televisión como en un libro, ha seguido su vida. De hecho, los medios de comunicación difundieron la grata noticia de que la joven, hoy de 24 años está comprometida y se va a casar.

Su padre Ed Smart, confirmó la informacoión. Aunque no quiso ahondar en los detalles sobre la boda de su hija, definió a su futuro yerno como “un buen hombre”. Sin embargo, de acuerdo al Salt Lake Tribune, la boda se realizará el 1 de julio del 2012 en la finca Williams-Sonoma and Pottery, en Utah y el novio se llama Matthew Gilmour.

Ojalá Elizabeth Smart, logre borrrar de su mente totalmente la pesadilla que vivió y que tenga una vida plena. Que sus padres y sus hermanos, también pasen la página de dolor y desesperación por la que pasaron. Y ojalá, los casos de pequeños, cuya historia tuvo un desenlace trágico como el de la Jorelys Rivera, quien perdió la vida a manos de un psicópata, no se repitan.

Imagen vía Flickr