Ladrón es asesinado en plena fechoría y todo queda captado en escalofriante video

farmacia crimenUn farmaceuta de West Virginia disparó con un arma autorizada a ladrón encapuchado que entró a robar. Cuando apenas empezaba el día de trabajo en la localidad de Pinch, en West Virginia, se encontraba Don Radcliff trabajando en Good Pharmacy. En ese momento Terry Gilenwater, de 25 años, entró a la farmacia encapuchado. 

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Desalmada ahorca a su hijo por tener orejas grandes

En las cámaras de seguridad, se puede observar como el maleante amenazaba a los empleados antes de sacar su arma y perpetuar el robo.

La reacción de Radcliff fue inmediata. A pocos pies del mostrador, sacó un arma y le disparó. El maleante herido tuvo la oportunidad de alejarse un poco, pero cayó al suelo. Sin embargo, el farmaceuta se acercó a Gilenwater y le disparó nuevamente.

Funcionarios de la policía de Pinch llegaron a la escena del crimen y trasladaron a Gilnwater al hospital más cercano, Charleston Medical Center General Hospital, pero Terry no sobrevivió y fue declarado muerto en el centro asistencial.

Don no será acusado de ningún tipo de cargos, ya que se alega fue en defensa propia.

Al día siguiente de los acontecimientos, Radcliff se reincorporó a su trabajo.

¿Hizo el farmaceuta lo correcto? ¿Qué hubieses hecho tú en estas circunstancias?

A mi juicio es fundamental recalcar que si bien fue en defensa propia y para preservar la vida de los otros empleados, también es cuestionable el hecho de que Radcliff en pocas palabras actuó con saña al disparar nuevamente contra delincuente luego de haber caído herido.

Por otro lado, un tema en el tapete, acá en Estados Unidos, es la posesión de permisos para portar armas. Innumerables y dolorosos acontecimientos han ocurrido con la manipulación de armas en escuelas, cines, centros comerciales y otros lugares públicos del país por parte de personas de todas las edades.

¿Por qué Radcliff disparó nuevamente al maleante? Esa es una pregunta que debemos hacernos. Si ya lo había herido, ¿por qué sencillamente no lo despojó de su arma y esperó que las autoridades pertinente llegaran al lugar?

Por otro lado, es cuestionable el regreso tan pronto del trabajador a su lugar de trabajo luego de lo ocurrido. A pesar de ello, la esposa de Radcliff declaró a los medios de comunicación que el farmaceuta estaba consternado por lo ocurrido. En mi opinión, Radcliff debió recibir ayuda médica psiquiátrica para evaluar su estado mental antes de reincorporarse después de presenciar y responder de esa forma ante un evento violento. 

Imagen vía Thinkstock

Topics: 911  asesinato  armas de fuego  asesino