Una pareja dejó morir de hambre a su bebé por filmar pornografía

Vuelvo y repito. Hay miles de hombres y mujeres que, definitivamente, no nacieron para ser padres. Dos desalmados dejaron morir a su bebé de apenas siete semanas por el motivo más asqueroso. Ambos tenían un "negocio" de porno donde la leche materna era el principal protagonista. ¿Puedes creerlo? Y eso no es lo peor…

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Madre de 4 hijos muere de la forma más absurda posible

Casos así me hacen perder la fe en la humanidad. Una pareja en Oregón dejó morir de hambre, literalmente, a su recién nacido. Lo aberrante del asunto es que Michael Williams Jr. and Amanda Marie Hancock, se olvidaron del pequeño por andar filmando pornografía casera, donde Amanda era el "centro de atención". De acuerdo con las autoridades, ellos se dedicaban al negocio de pornografía con leche materna. Sus videos (Hancock aparecía amamantándose a sí misma) eran comprados por miles de personas -enfermos, diría yo- en internet. ¡Dios mío! ¿Cómo alguien es capaz de hacer algo semejante?

La autopsia de la criatura reveló que el niño murió de malnutrición y hambre. Los imbéciles también declararon que nunca, ni en los nueve meses de embarazo, pisaron un hospital para hacer los chequeos correspondientes y aunque "sí lo alimentaban de vez en cuando, no le daban la atención que un recién nacido necesita". ¡Qué desgraciados! Sabían que le estaban haciendo un mal al pequeño, ¿y se quedaron tan tranquilos? ¿Entonces, para qué traen al mundo a inocentes?

Por supuesto que la pareja fue apresada y el hijito mayor, de dos años, fue puesto al cuidado de la ciudad. Una situación muy triste, sin duda. Como madre, no puedo entender la mente de estos seres humanos. ¿Cómo no te duele tu propio hijo? ¿Para qué lo tuviste? Sólo le pido a Dios que el niño de dos años crezca con otros principios y otros sentimientos.

 Imagen vía Corbis

Topics: recien nacidos  muertes  bebés