Dejaron morir de hambre a su bebita recién nacida mientras ellos se daban un banquete

baby handLa ineptitud de algunos seres humanos para criar hijos es increíble. Betsey Kee Stephens, una bebita de 22 días de nacida falleció este 23 de diciembre en Florida, a causa del terrible descuido de sus padres. La pobre criatura fue abandonada a su suerte en el auto, sin probar alimento por más de 7 horas, mientras los progenitores se daban tremendo atracón de comida en un restaurante tipo buffet. ¡Se dieron cuenta tres horas más tarde!

Advertisement

Lee Más en ¿Qué Más?: Perdió los estribos al escuchar al asesino de su hija e intentó vengarla

No me cabe en la cabeza que personas tan maléficas tengan a cargo a seres inocentes, como esta princesita quien no pudo cumplir el mes de vida. Imagínate que llegó a perder más de dos libras en tres semanas. Cuando nació pesaba 6 libras, y el día que partió al cielo su peso era de 4 libras 1 onza. ¡Así de hambre habrá pasado la pobre!

Su familia había viajado desde Indiana a Florida por vacaciones. Ya en su destino, se detuvieron a comer con unos familiares. No se les ocurrió ni por piedad bajar a la niña del auto, ni siquiera por instinto de protección como hacen los animales. Ruby Stephens, de 23 años, se olvidó de que la parió. Según su relato a la policía, la bebé era producto de una relación extra marital, por lo que a su marido, Roy Stephens, de 48 años, no le importaba en lo absoluto ¡Quedó demostrado!

Los muy sinvergüenzas se percataron de que la criatura estaba pálida y helada cuando ya no había remedio. Si no les importó proveerle los cuidados básicos durante su corto tiempo de vida, dudo mucho que les quitara el sueño si la niña había comido o no. La autopsia reveló cosas terribles, como que llevaba largas horas sin probar bocado y por supuesto, se deshidrató. ¡Desgraciados!

El agente Mike Link, de la policía de Lakeland, confesó según la versión de DailyMail que el estado en que se encontraba la bebita es lo más escalofriante que jamás haya conocido. "Cuando vi las fotografías, me sacudió hasta el corazón porque en treinta años, jamás había visto algo semejante", relató en medio de este horror que da ganas de llorar. ¿Cómo existen seres tan abominables?

La soga al cuello se la pusieron ellos mismos al llamar a la policía, para contarles que la bebita no tenía signos vitales. Les fueron impuestos cargos de asesinato en primer grado, y mientras la infeliz madre pretendió alegar que le daba pecho cada tres horas, los estudios médicos revelaron lo contrario. ¡La dejaron morir de hambre!

Sus excusas me dan repulsión, y mucho más saber que faltó a una consulta pediátrica el 18 de diciembre, pese a notar que la pequeña mostraba señales de debilidad y bajo peso. Para colmo, viajaban con sus otros dos hijos menores, quienes fueron entregados bajo custodia a las autoridades.

Betsey Kee pagó los platos rotos de una infidelidad y los consecuentes problemas conyugales. Es obvio que nació por "accidente" y le negaron el derecho básico de crecer. Su paso por este mundo fue demasiado corto para apreciar las bondades de una familia, contar con unos padres amorosos y tantas cosas hermosas de la infancia. ¡Vuela libre y lejos de tanta maldad, angelito!

Imagen vía iStock

 

Topics: noticia  bebes maltratados  desnutricion  muerte  padres irresponsables