Escalofriante radiografía muestra a un niño con unos palitos chinos atravesados en la garganta

Lo que le ocurrió a este jovencito en China es una de esas historias extrañas con final feliz -afortunadamente-. Cuando se disponía a degustar su almuerzo, Jun Chia, de 12 años sufrió un accidente escolar, en el cual terminó por tragarse un par de puntiagudos palitos chinos. ¡Santo cielo! Lo más increíble es que a pesar del peligro que esto representó para su salud, el muchacho salió ileso del incidente. ¡Se cuenta y no se cree!

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?Fallecieron los gemelitos siameses que compartían el corazón

Lo menos que uno se imagina es que alguien pueda tragarse los utensilios que utiliza para comer. De acuerdo a Fox News, sucedió en un centro educativo de China Central, en la provincia de Hubei. La víctima había ido a comprar su almuerzo en un kiosco dentro de la escuela: un plato de fideos. Cuando se disponía a regresar a toda velocidad a su salón de clases para disfrutar de su comida caliente, ocurrió lo inesperado.

Fue interceptado por el padre de otro estudiante quien conducía una moto eléctrica, recibiendo un golpe que terminó por clavarle los palitos chinos en la garganta. ¡Qué doloroso! El pobre chico fue a dar a la emergencia del hospital, con su vida en grave peligro.

Fue un verdadero milagro que nada malo le ocurriera. Tal como explicó el doctor Zhou Jen a la agencia Central de Noticias Europeas (CEN). "Le hicimos una tomografía computarizada, la cual reveló que los palillos chinos evadieron la traquea del chico, el esófago y vasos sanguíneos claves", relató el profesional en salud, revelando que su caso fue muy afortunado. "Tuvo verdaderamente mucha suerte, y entonces pudimos emplear la cirugía para remover los palitos", agregó el especialista.

Yo diría que es como si hubiera vuelto a nacer. Observar los rayos X con el par de palos de metal incrustados en el cuello me dio escalofríos. La versión del doctor Zhou es que precisamente el hecho de que los palitos fueran metálicos y no de madera, evitó la propagación de infecciones en el cuerpo de Jun. El susto que se habrá llevado tuvo que ser de otro mundo, y no quiero ni pensar en la angustia de los padres cuando se enteraron de lo acontecido.

Actualmente el adolescente sigue en observación médica, y a finales de esta semana esperan que sea dado de alta. En su cultura comer con palitos chinos es el pan de cada día, pero lo que le pasó a este muchacho es tan inusual que bien podría convertirse en un nuevo héroe dentro de su localidad. ¡Sin duda tiene un ángel que lo cuida!

Imagen vía iStock,Mail Online

 

Topics: noticia  accidente  urgencia  adolescente  palitos chinos