Murió la Duquesa de Alba, la mujer con más títulos nobles del mundo

Cayetana duquesa de albaSi te quisiera contar el nombre formal de Cayetana Fitz-James Stuart, conocida simplemente como La Duquesa de Alba, usaría todo el espacio de este post. Otros varios serían llenados con los lamentos de la sociedad española por su muerte, en su casa en Sevilla.

La Duquesa de Alba, falleció a los 88 años como quería: acompañada de su tercer marido, sus seis hijos, sus familiares y sus amigos más queridos. Cayetana, como le decían simplemente sus paisanos,También se fue con la certeza de que había vivido la vida como quiso y quedó en la historia no solamente como la persona con más títulos nobiliarios del mundo, sino como una de las mujeres más excéntricas del mundo de las celebridades y una de las más queridas. Ya vas a ver porqué.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Héctor Arredondo y otros famosos latinos que han muerto demasiado jóvenes en 2014

La aristócrata Cayetana Fitz-James Stuart ,XVIII duquesa de Alba, XI duquesa de Berwick y catorce veces Grande de España, murió hoy en el palacio de las Dueñas, su residencia en Sevilla. Había pasado varios días hospitalizada en el Hospital Quirón Sagrado Corazón, de la capital andaluza, pero horas antes había prácticamente obligado a su familia a que la llevaran a casa. ¡Bravo por ella!

Conocida por sus rasgos poco usuales y su inimitable cabellera de rizos, que pasaron del dorado al blanco, más blanco, la duquesa de Alba fue una de las primeras mujeres de la realeza en desafiar las convenciones. Peleaba con la prensa, a los que acusó a menudo de escribir literatura. Su última aparición pública hace dos meses, aún la hizo en minifalda y con unos zapatos flats que le envidié. Siempre colorida, de espíritu y de "look", Cayetana siempre fue vibrante y enamorada con la vida.

Para mí, la Duquesa de Alba siempre fue un personaje cercano. No por su inmensa fortuna, que se calcula superior a los 5,000 millones de dólares, ni por ser la tataratatara nieta de La Maja (aquella vestida y desnuda que pintó Goya), si no porque es propietaria de un castillo en la localidad de Castro Caldelas, en Galicia,donde pasé muchas horas de mi niñez, jugando a las escondidas. Un castillo al que sueño con llevar a mis hijos y que me recuerda mucho más a mi padre, de lo que los hijos y nietos de doña Cayetana asociarán con ella.

duquesa de alba tercera bodaPero además, me parecía una mujer que aprovechó el privilegio que le dio su cuna para enseñarnos a ser valientes, sin descuidar los detalles. Cuando se quiso casar a los 83 años, como te imaginarás ardió Troya. No solo la prensa española encontró ridículas sus intenciones y acusó al tercer marido, 24 años más joven que ella, de caza fortunas. Sus hijos se opusieron -con razón- a semejante locura. Ella calmó el incendio repartiendo su fortuna en vida. El esposo renunció a los títulos nobiliarios y reinó la paz. La foto que ves es de esa boda. No me quedan dudas de que su viudo Alfonso Diez quedó arreglado económicamente de por vida, pero me alegro que ella lo haya vivido. ¿Quién le quita lo bailado?

Aunque estamos en tiempos en que la monarquía y los nobles parecen más inútiles que las celebridades, como las Kardashian, yo encuentro que tienen su lugar en la sociedad y me alegro de que existan. Siento que necesitamos creer en los símbolos y en la magia de las reinas, las princesas y gente como la duquesa de Alba.

Si alguna vez llegas a España y tienes la posibilidad de ir a Galicia, pásate por la Ribeira Sacra, en la provincia de Ourense. Allí podras ver cultivos de vinos como no existen en ninguna parte y llégate al castillo de Castro Caldelas. Cómete un pedacito de la bica de Malena y tómate una copita de vino de allí, que tiene certificado de orígen, o un shot de Orujo. Brinda a la salud de tus seres queridos y celebra el espíritu de Cayetana, y si puedes de mi papá.

¡Qué en paz descanse, la Duquesa de Alba!

castillo del castro.jpg

Imagen vía Abantera Ediciones, Getty Images, Alicia Civita

Topics: muerte de famosos  muerte de famosos 2014  iconos latinos