Padre se niega a desconectar a su hija de dos años con daño cerebral por culpa del padrastro

Una niña en Brooklyn quedó en estado vegetal gracias a los zarandeos de su padrastro. Sin embargo, su padre biológico se resiste a dejarla morir ni mucho menos donar sus órganos, por lo que la corte le concedió un día más de vida. ¡Vas a llorar con los detalles!

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Miss Honduras está desaparecida y su familia teme lo peor

Thaiya Spruill-Smith, de apenas dos añitos, prácticamente está muerta en vida por los abusos de su padrastro, David Adams, quien la sacudió hasta causarle un daño cerebral irreparable que la dejó inconsciente. Lo peor del asunto es que ahora sus padres biológicos, Terrell Smith y Teoka Spruill, se disputan su custodia en corte pues Smith "no quiere dejarla morir".

La batalla empezó cuando Spruill accedió a desconectar a la pequeña del respirador artificial y a donar sus órganos. Pero el padre se niega a aceptar la decisión, llevando el caso hasta las autoridades. "Los ojos de mi niña son tan hermosos que no quiero que se los quiten", dijo entre lágrimas. Para bien o para mal, la corte falló a favor de Smith (en la foto con su hija) y permitieron que Thaiya siga viviendo por unos días más.

¡Qué tristeza me da escuchar esta historia! Tantos errores, tanta tragedia que se pudo haber evitado… Me duele pensar que la vida de un angelito de dos años, como mi propio hijo, fue arrancada injustamente y por un desgraciado que "perdió la paciencia". Por una parte entiendo que su papá quiera mantenerla "viva", pero a veces es mejor aceptar la voluntad de Dios. ¡Pobrecita!

Imagen vía Corbis Images, NY Daily News

 

Topics: niños  padres  corte  daño cerebral