10 Formas en que el ébola ha cambiado el comportamiento de las latinas

worried woman Yo creo que las latinas tenemos una perspectiva diferente de las gringas sobre la situación del ébola. En primer lugar, venimos de una cultura que tiende a exagerar o pasarse películas o novelas.  En segundo lugar, la mayoría de las latinas están muy influenciadas por la religión y pensamos que Dios siempre está tratando de enviarnos mensajes. En tercer lugar, hay una gran probabilidad de que las  latinas trabajen en hoteles, hospitales, transporte, alimentación y otros sectores públicos los cuales son más susceptibles a la exposición de enfermedades como el ébola. Es por este motivo que me he preocupado de  "escuchar" las conversaciones que están compartiendo las Latinas en mamaslatinas.com y Facebook y aquí he conformado una lista con las diferentes maneras en que el ébola está cambiando nuestra rutina diaria.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Hay ébola en la ciudad de Nueva York

1. ¡Abuela estaba en lo cierto con las profecías de Nostradamus!: Muchas juran que el ébola es la enfermedad mortal a la cual se referían las profecías bíblicas.

2. Las latinas en general se basan en las noticias sensacionalistas: los reportajes sobre el ébola y el estado de las personas que están siendo afectados, es ahora una de las noticias diarias de la cual vivimos pendientes. ¡Se ha convertido en una adicción!

3. Estamos "analizando" (profiling) mucho más a las personas con quien nos encontramos. ¿Serán de África Occidental o habrán visitado alguno de estos países? Estamos siempre preocupadas del comportamiento de los que están sentados al lado en el autobús, en el metro o en el avión. ¡Yo misma me encontré evaluando a una mujer a cargo de la seguridad del aeropuerto debido a que le notaba un exceso de sudoración!

4. Obsesiva con el lavado y la desinfección de las manos: El taxista que me trajo del aeropuerto (que era de Nigeria) tenía un aerosol Lysol, toallitas de Clorox y un gel desinfectante para las manos y así protegerse de pasajeros que posiblemente pudieran estar contaminados. ¡Todo el mundo está hablando del excesivo lavado de manos! He escuchado que las jóvenes que van a usar las máquinas en el gimnasio las limpian y desinfectan antes y mientras las están usando.

5. Menos toqueteo y en casos extremos hasta el rechazo: Como la mayoría de las latinas, yo soy muy de tocar (acariciar).  Algunas latinas dicen incluso que ya no abrazan, no dan la mano ni besan a nadie al saludar. También he leído historias sobre personas que han sido rechazadas de algunos lugares en Chicago y Omaha, porque han visitado a la familia en el África occidental, a pesar de no haber presentado ningún síntoma de la enfermedad.

6. Tenemos miedo a los lugares públicos: A pesar de que el CDC ha asegurado que no se puede contraer ébola por "por vía aérea", algunas personas están evitando ciertas líneas de metro y viajar en general.

7. Hemos redefinido el significado de "fluidos" y los síntomas del resfriado común. La semana pasada conversando con una persona, sin darse cuenta me salpicó saliva en mi boca y por una fracción de segundo pensé "¡si estuviera  contagiada con elébola, me podría contagiar a mí!" El escuchar a alguien tosiendo mucho o estornudando en el avión pone a todos en alerta.

8. Estamos transformando héroes en villanos: ¡Este es el tema que ha tocado mi alma! Nuestros temores infundados están transformando a los trabajadores de la salud que han cuidado a los pacientes de ébola en verdaderos villanos. Están siendo estigmatizados y rechazados en vez de ser halagados. Los funcionarios del gobierno han sido criticados,  por ser excesivamente cautelosos y de privar a las personas de los derechos humanos básicos con cuarentenas obligatorias, o también porque no han sido lo suficientemente prudentes.

9. Debemos aprender toda una serie de nuevos términos: ¿Sabías que la palabra que utilizan para la vestimenta y el equipo Hazmat de deriva de "Hazardous Materials  (Materiales Peligrosos)? Además de aprender sobre la terminología médica y otras que se necesita saber, me he vuelto bastante experta en todas las cosas sobre el ébola.

10. Tenemos aún menos fe en el gobierno y el CDC: aunque esta situación (así como también Isis) ha impactado a todo el mundo y nos ha hecho cuestionarnos sobre el sistema americano, me siento muy afortunada de vivir en los EE.UU. ¿Imagínense lo que pasaría si las personas afectadas por el ébola llegaran a un país Latino Americano? ¡Qué Dios nos ayude!

Imagen vía Corbis

Topics: enfermedades infecciosas  ebola