Hay ébola en la ciudad de Nueva York

dr_craig_spencer_ebola_nuevayorkDesde el alcalde, hasta el gobernador del estado han confirmado el primer caso de ébola en Nueva York. El temible mal llegó a una de las ciudades más visitadas del mundo, nada menos, que  como "cortesía" de un médico, quien a pesar de estar educado y haber vivido la desgarradora experiencia de ver como esta terrible enfermedad ha devastado áreas completas de África, no se le ocurrió mejor idea que seguir su vida normal en la Gran Manzana, en vez de tener la decencia de ser precavido y no exponer a medio mundo. No lo entiendo. ¡Hasta al bowling fue y en metro!

Advertisement

Lee más ¿Qué más?: Una latina es la primera contagiada de ébola fuera de África

El médico, quien está siendo tratado en el prestigioso hospital de Bellevue, es Craig Spencer, de 33 años, quien trabaja con la organización Médicos sin Fronteras. Sus colegas, familiares y amigos lo han definido como alguien muy humanitario, quien pasó semanas en el país africano de Guinea, tratando a pacientes con ébola.

Como era de esperarse, las autoridades de la ciudad se han abocado a calmar el pánico. la Ciudad de Nueva York es hogar de más de ocho millones de personas, contando los cinco condados que integran el área metropolitana. La población se duplica al contar a los que van a trabajar durante el día, pero viven en las afueras. El año pasado, la Gran Manzana fue visitada por 44 millones de turistas. Es decir, casi un millón por semana.

Afortunadamente, el virus del ébola no se contagia por el aire. ¿Te imaginas?  Para enfermarse hay que entrar en contacto directo con los fluídos de alguien enfermo. También tenemos suerte de que una persona con ébola no es contagiosa mientras está incubando la enfermedad, solo cuando presenta los síntomas. Spencer apenas comenzó a sentirse mal el jueves 23 de octubre en la mañana. Sin embargo, la noche anterior había ido a jugar a los bolos. ¡Qué loco!

Entiendo que siguió las instrucciones al pie de la letra. Se fue corriendo al médico en cuanto le subió un poco la temperatura. Tenía 100.3 grados F. (37,9 C).  Me horrorizo, no porque crea que vaya a causar una epidemia masiva de ébola en Nueva York, aunque nunca se sabe. Lo que me alarma, es que siendo médico no se haya puesto en una cuarentena voluntaria, como lo han hecho otros que han estado en contacto con enfermos. Puso a gente que lo quiere en peligro, innecesariamente. Ahora su pobre novia, dos amigos y un chofer de taxi también están aislados y en observación.

La reacción de las autoridades neoyorquinas ha sido ejemplar y, si hay un lugar en el que están preparados para cualquier crisis, ese es la ciudad de Nueva York. ¡Menos mal! Al doctor Spencer le deseo una completa recuperación, pero si hay alguna otra alma caritativa que estuvo ayudando a la gente con ébola y ha regresado a sus casas, le suplico que se aisle voluntariamente. ¡Por el bien de todos!

dr_craig_spencer_ebola_nuevayork

Imágenes vía Getty Images, Craig Spencer/LinkedIn

Topics: ebola  enfermedades  noticias  enfermedades infecciosas