Una niña de 3 años murió a golpes por haberse orinado en su ropa

little girl killed for soiling herselfInconcebible que una niña de tres años muera en manos del abusivo novio de su madre. La golpeó salvajemente hasta matarla y todo porque la pequeña se orinó en su ropa. El desquiciado la castigó golpeándola una y otra vez al punto que los gritos de la menor fueron escuchados por un vecino, que llamó a las autoridades de inmediato. Desafortunadamente cuando la policía arribó a la escena del crimen, esta pequeñita estaba en estado crítico. ¿Y dónde estaba la madre? ...Seguro te preguntarás.

Advertisement

Lee más ¿Qué más?: Una ex reina de belleza reclutaba menores para prostituirlos

Jeida TorresPues trabajando y le dejó el cuidado de sus dos hijos Jeida Torres, de 3 añitos y su hermanito de cinco, a su novio Kelsey Smith que se deduce ya había dado indicios de su agresividad, ahora te cuento porqué. La pequeñita Jeida fue transportada por paramédicos al Hospital Wyckoff de Brooklyn donde desafortunadamente falleció por los puñetazos recibidos y con las marcas de asfixia. ¡Un verdadero monstruo!

La madre llegó 30 minutos después de que le avisaran del trágico suceso, pero ya no pudo ver a su hija con vida. El hermanito de Jeida mostraba heridas en el cuerpo que parecen había sido hechas con anterioridad, por lo que te decía que los indicios de maltrato ya existían.

Smith por supuesto se dio a la fuga como todo un cobarde después de darse cuenta que la pequeña Jeida yacía inconsciente, la policía lo rastreó y lo encontró y se encuentra tras las rejas. Según parece trató de sucidarse, pero afortunadamente sin éxito porque de esta manera podrá pagar su asesinato.

No puedo creer que alguien sea capaz de martirizar a una pequeñita por un error tan común a esa edad. La paciencia y la tolerancia con los pequeñitos es la semilla de amor que se siembra cuando van creciendo, pero me pone iracunda pensar que la madre haya cometido el error imperdonable de dejarle la seguridad de sus hijos a un hombre que ya sabía era violento, porque según las vecinas de Kimberly Torres, ambos discutían fuertemente casi todos los días y los gritos se oían en todo el edificio.

Hoy la insensatez de una madre y la violencia de un novio, han hecho que un angelito suba al cielo. Pero aquí quedaran dos almas en pena hasta el resto de sus días, y lo lamento más por la madre que vivirá con la culpa de haber elegido tener a un hombre violento en casa, en lugar de proteger a sus hijos.

Images via Thinkstock, kim.torres22/Facebook

Topics: abuso de niños  arresto  asesinato