Se le metió una araña en el cuerpo después de una apendicitis

Hay vacaciones malas y las que pasó el joven australiano Dylan Thomas, quien pasó dos de los sustos más grandes posibles, durante su viaje a Bali hace unas semanas. Primero le dio apendicitis. Me imagino que debe haber estado aterrado. No es fácil tener que ser operado de emergencia. Menos en un país lejano al tuyo. Eso por no hablar de las vacaciones arruinadas. Sin embargo, eso no fue lo peor que sucedió. Lo que vino fue mucho, peor mucho peor y todo por una araña curiosa.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: MIRA: Lo que esta mujer encontró dentro de su nariz es asqueroso

Dylan Thomas, regresó a casa con una herida gigante en su cuerpo. Le va desde el ombligo hasta el esternón -entre tú y yo, parece que en Indonesia no tienen el sistema de laparoscopia para las operaciones de apendicitis y es una pena-, pero su peor problema no fue el tamaño desmesurado de la cortada.

Primero, le empezó a picar la herida. Pensaba que era que estaba cicatrizando, pero luego le apareció una roncha roja a la altura del estómago. Extrañamente, a medida que iban pasando las horas, la roncha se iba moviendo. ¡Yo creo que me mataría la impresión!

Fue al médico y le dijeron que lo había picado un animal y le mandaron una crema, pero en vez de mejorar empeoró. Al final fue a un dermatólogo que fue el que resolvió el misterio. Al examinar la hinchazón se dio cuenta de que el chico no tenía una picadura, pero del resto la roncha tenía todas las características del veneno de araña. Su conclusión fue que la araña estaba dentro de su piel. ¡Qué grima!

Así era, una pequeña operación permitió descubrir el cadaver de una araña dentro de la cicatriz. Los médicos especulan que se le metió en el cuerpo por la cortada. No quiero ni pensar en las condiciones sanitarias de esa operación de apendicitis. ¡Qué horror!

Afortunadamente, ya está bien. La sacó barata.

Imagen vía Thinkstock

Topics: casos insolitos  insectos  noticias internacionales  medicina  vacaciones