Trágico final para la historia de amor de unos recién casados

Lo único cierto que tenemos es el ahora. El mañana, siempre es un acertijo. Esta historia me recuerda la fragilidad de la vida,  cuando menos pensamos, se nos puede escurrir como agua entre los dedos. Esta pareja, Andrew M. Bloonfield, de 27 y Ruth D. Driskill Boomfield, de 37 años, habían celebrado su boda apenas unas horas antes, en Ohio, cuando el destino les aguardaba una terrible sorpresa a la vuelta de la esquina. Dicen los amigos que lucían felices, como una pareja enamorada, pero los sueños de ambos, de una vida en común, literalmente, rodaron por el asfalto, el pasado 12 de octubre. Te contaré más…

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Los olores prenden o apagan la estimulación sexual de tu pareja 

Hacía apenas unas horas, que Andrew y Ruth Bloomfield, habían intercambiado votos matrimoniales, según información publicada por Daily News. Un brindis con champaña, besos, risas y los buenos augurios de los amigos colmaban aquel recinto de alegría.

Y luego de celebrar la boda en su casa, un amigo de ellos conducía el auto que los llevaría a la recepción. Todo indicaba que sería una noche inolvidable. Cuando de pronto, el conductor, Timothy Tebbe, perdió el control del vehículo, al parecer dio varias vueltas, chocó con un poste del alumbrado público, hasta que finalmente se detuvo en un campo de maíz. Andrew M. Bloonfield, fue declarado muerto en el lugar de los hechos, como también una amiga de nombre, Elizabeth M. Shelton, de 26 años. Mientras que Ruth D. Driskill Bloomfield, y Timothy Tebbe permanecen en estado crítico en el hospital. De un instante a otro; la felicidad transmutó en tragedia, es la vida, con sus inesperadas zancadillas.

Una semana antes de la boda, el 4 de octubre pasado, Andrew Bloomfield había publicado sus emociones en Facebook. "Estoy muy contento, pero nervioso al mismo tiempo". Y también aseguró: "Creo que estoy listo para comenzar mi nueva etapa como casado".

Los investigadores sospechan que ninguno de los pasajeros llevaba un cinturón de seguridad en el momento del accidente. Michael Hetzel, alguacil del Condado Wyandot, dijo que el alcohol probablemente desempeñó un papel en el accidente, información corroborada por las declaraciones ofrecidas por los invitados a la boda.

Yo espero que la viuda, Ruth Bloomfield se recupere completamente. Es una prueba muy dura la que le ha tocado. Ojalá busque apoyo espiritual y emocional para superar tan irreparable pérdida. A veces la vida, no es como la soñamos, pero siempre debemos encontrar motivos, para seguir la marcha. 

 Imagen vía Thinkstock

Topics: un amor con final tragico  tragedia  boda