Muere atropellada por un tren al hacerse un 'selfie' en el atardecer

¿Será que nunca habían estado cerca de unas vías de trenes y no sabían cómo cuidarse? Es la única explicación que se me ocurre al trágico selfie que intentó tomarse un grupo de cuatro personas en California este fin de semana, dejando el saldo fatal de una muerta y dos heridos serios. La manera en que se salvó la cuarta persona es casi milagroso y lo que hicieron para escaparse del tren, está entre el planeta de los idiotas y el de los súper héroes. ¡Las cosas que hace la gente por una buena foto, hoy en día!

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Enterovirus D68: Maddie Reid, una bebé de Michigan, pierde la batalla contra la enfermedad

El grupo, dos parejas de 18 y 29 años, estaba de paseo en Santa Bárbara, California, cuando comenzó a caer la tarde y decidieron hacerse el selfie. Los entiendo, los atardeceres en esa parte del país son mágicos y yo hubiese querido hacer lo mismo. La locura fue que no se les ocurrió un lugar mejor, que en un puente ferroviario, que conectaba las dos montañas al borde un acantilado. ¡O sea!

Para colmo de males, el puente está después de una curva, por lo que era imposible para los jóvenes ver el tren a la distancia.

¿Ya te imaginaste lo que pasó? Pues esta gente estaba allí, subida al puente, sobre los rieles, cuando se dieron cuenta, en el último momento que un tren se les venía encima. No tenían para dónde echarse más a los lados, por lo que no les quedó más que salir corriendo, pero, ¿cómo uno le gana la carrera a un tren? Imposible. Aún así, sólo una mujer, de los cuatro locos, murió. Dos personas más quedaron heridos y a uno no le pasó prácticamente nada.

Las autoridades de Amtrak, la empresa nacional de trenes, aseguraron que ahora los trenes son mucho más silenciosos, por lo que es entendible que no se hayan dado cuenta de que el tren estaba llegando. Esa no me la creo. Por muy modernos que sean, un tren es un tren. No creo que esta gente estuviera esperando el ruido de una locomotora que encima hiciese chu-chuuuu.

Obviamente, me da mucha tristeza por la fallecida y por su familia. Sus amigos seguro que también la están pasando bien mal, pero ¡Por favor! No puede uno ponerse en riesgo por tomarse una foto bonita. Tampoco es que era el único sitio de Santa Bárbara donde hacerse un selfie a contraluz del atardecer.

Imagen vía Thinkstock

 

Topics: selfie trágico  selfie  accidentes mortales