Una latina es la primera contagiada de ébola fuera de África

Maria Teresa romero ebola españaMaría Teresa Romero. Apréndete ese nombre, pues lo que pase con ella y los otros 50 hispanos que esperan saber si tienen ébola, probablemente cambie la forma en la que el mundo lidia con los contagiados de esa enfermedad y la libertad de viajes. ¡En serio!

Sí, hay 50 hispanos que están en observación por posible contagio y María Teresa Romero es la primera persona en todo el planeta que se ha enfermado de ébola estando fuera de África. ¿Cómo? Ella es una enfermera gallega, de 40 años, que trató a dos de los enfermos que fueron traídos al llamado "primer mundo" para ser atendidos médicamente. La peor noticia es que se teme que haya una segunda persona enferma. Algo también doloroso es que le quieren matar a su perro Excalibur.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: ALERTA: El virus mortal ébola a las puertas de Estados Unidos

María Teresa Romero trabajaba en el hospitalLa Paz- Carlos III, en Madrid, a donde llevaron a los dos enfermos españoles de ébola. Lo mismo se ha hecho con los estadounidenses, que vinieron a Dakota del Norte. Según las primeras investigaciones, la enfermera hizo siguió todo el protocolo para evitar contagio. Sin embargo, a mi juicio, les faltó a todos un poco de sentido común. Voy aquí a pre-juzgar, pero se me hace que es el problema de muchos en estos países desarrollado. Excesivo apego a las instrucciones (en casos extremos).

Lo que se ha conocido hasta ahora, según ha reportado la prensa española, es que Teresa Romero atendió y hasta limpió las habitaciones de los dos enfermos: Manuel García Viejo (quien falleció) y Manuel Pajares. Ambos eran misioneros.

La mujer de 40 años informó, poco después de la muerte de García Viejo, que tenía una fiebre leve. Las instrucciones eran de no preocuparse por ébola hasta que la temperatura llegara a 38.6 grados centígrados (101.4 Farenheit). Ella debió insistir tres veces hasta que le hicieron la prueba del ébola. ¡Osea! ¡Ves lo que te digo! No me puedo imaginar la desesperación que estaba sintiendo.

Cuando finalmente le hicieron caso, se confirmó su peor temor. Estaba contagiada y era la primera persona contagiada fuera de África. Nada más de escribirlo me dan escalofríos.Lo cierto es que María Teresa Romero estuvo seis días deambulando por ahí, entrando en contacto con inocentes que no tenían ni idea de la bomba de tiempo que la mujer tenía adentro. Hasta fue a unos exámenes de enfemería a los que acudieron 20,000 personas.

Ahora, hay medio centenar, entre los que se encuentran su marido, en observación. ¡No tienen hijos, menos mal! Sin embargo, tienen a su perrito Excalibur, a quienes las autoridades sanitarias están considerando hacerle eutanasia, y que porque puede estar contagiado. Javier, el marido de María Teresa Romero dice que él es otro miembro de la familia, y lo entiendo. Hay ahora un movimiento en las redes sociales suplicando por la vida de Excalibur. ¡Qué situación terrible!

Yo no quiero ser ave de mal agüero. Mucho menos alarmistas, pero estoy aterrada. Entre el ébola, el enterovirus y la chinkunguya he pasado varias horas despierta en las madrugadas, pensando cómo proteger a los niños. Parece que lo único que se puede hacer es lavarnos las manos regularmente y cuidar lo que tocamos.¡Está difícil el mundo estos días!

De todo corazón espero que Teresa Romero se recupere, que esos 50 en observación resulten sanos y que se logre salvar a Excalibur

Maria teresa romero ebola excalibur

Imagen vía Familia Romero

 

 

Topics: noticias internacionales  ébola  enfermedades  consejos de salud