Mujer con enfermedad terminal elige su propio día para morir

Con tan sólo 29 años de edad Brittany Maynard escuchó el peor diagnóstico posible. Días después de la boda de sus sueños, ella empezó a sufrir de dolores de cabeza muy intensos y los médicos le diagnosticaron un tumor cerebral. Destrozada por la noticia, Brittany y su familia comenzaron a planear los pocos años que le quedaban de vida.

Otro examen determinó que el cáncer había evolucionado y estaba en la cuarta etapa, Brittany sólo tenía unos meses de vida. El giro de los acontecimientos paralizó a la familia. Ellos se mudaron al estado de Oregon y aplicaron para recibir una muerte con dignidad. Ella calificó y ahora está esperando la fecha en la que va a morir.  

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Macabro hallazgo en fosas clandestinas

¡Esta historia es muy triste! Literalmente, de un momento Brittany pasó de estar sana, a unos años de vida y a unos meses de vida.  El primer diagnostico fue un astrocitoma de segundo grado y de ahí el cáncer evolucionó glioblastoma multiforme. ¡Increíble! Cuando uno está enfermo quiere escuchar que las cosas están mejor y no peor. Se me parte el corazón con esta situación tan dolorosa.

La muerte con ese tipo de cáncer es lenta y dolorosa. Brittany sabía que no quería morir de esa manera y hacer sufrir a su familia, así que decidió mudarse a Oregon en donde el suicidio asistido es legal. Brittany eligió morir el primero de noviembre porque es el día después del cumpleaños de su adorado esposo. Ella morirá en el dormitorio que los dos comparten con sus familiares más cercanos. Brittany se tomará unas pastillas recetadas por su médico y dormirá eternamente. La Ley de la "Muerte con Dignidad" fue aprobada en 1997 en Oregon y desde entonces 750 personas han muerto usando el medicamento.

Oregon es uno de los cinco estados que permiten la muerte con dignidad. Muy pocos pacientes tienen la oportunidad de elegir su propia muerte y la de Brittany está feliz que ella lo pudo hacer. Su familia creó una fundación para ayudar a los pacientes con enfermedades terminales a morir con dignidad. Para algunos esta forma de morir es mala, pero otros creen que es la mejor forma de acabar con la agonía de un ser querido. Brittany está absorbiendo la vida antes de que muera relajada y tranquilamente en veintitrés días.

Imagen vía Brittany Maynard/The Brittany Maynard Fund

Topics: casados  casos médicos