Una anestesista alcohólica acaba con la vida de una madre primeriza

anestesistaUn mujer murió  al dar a luz, era su primer hijo y ahora su esposo y el pequeñito tendrán que aprender a vivir sin la madre por culpa de una irresponsable alcohólica. Se trata de la anestesista que asistió en el parto y que llegó completamente borracha cometiendo un error médico que le costó la vida a su paciente. Esta historia es difícil de creer porque la mujer consumía tanto alcohol que era capaz de llenar sus botellas de agua con vodka. El error que cometió es imperdonable, espera a que te cuente con detalle.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Macabro hallazgo en fosas clandestinas

Como ya te di una de las malas noticias, tengo que contarte que el bebé afortunadamente nació bien y se encuentra sano y salvo, pero las condiciones de la muerte de su mamá le han valido a la anestesista cargos de homicidio agravado y enfrenta cinco años de cárcel.

Según el Daily Mail la anestesista bebía mucho todos los días pero escucha esto, llegó a asistir a la paciente después de haber estado en un concierto y bebiendo de manera descontrolada. ¡Y como no! si le encontraron en la sangre, 4 veces más del nivel límite de alcohol para poder conducir en Gran Bretaña. Es como si hubiera ido a trabajar con cuatro botellas de vino en su sistema, no sé como nadie se dio cuenta.

La víctima que han querido mantener su identidad en secreto sufría de fuertes dolores después de haber recibido una cesárea, se le administrarón más medicamentos para aliviar su dolor y comenzó a tener problemas respiratorios. Fue cuando la anestesista la conectó a un respirador pero en ves de insertarle el tubo en la traquea, lo hizo en el esófago por lo que le causó la muerte.

Somos humanos y cometemos errores, pero a eso añadele litros y litros de alcohol en tu sistema antes de tomar decisiones importantes ¡esto es inconcebible! Que pena que el problema del alcoholismo le cueste la vida una vez más a una inocente, dejando huérfano a un bebé.

Imagen vía Thinkstock

Topics: alcoholismo  parto  embarazada muerte