Un padre rescata a su hija tras 12 años de haber desaparecido

Sabrina Allen found En Texas una niña de 4 años fue secuestrada por su madre, dejando a un padre consumido en la tristeza. Por ahí dicen que la esperanza es lo último que se pierde y en esta historia el dicho se vuelve una realidad, pues la pequeñita apareció. Después de 12 años de no saber el paradero de Sara ahora su padre podrá abrazarla y besarla. Me encantan las historias con finales felices, pero en este caso el intermedio es bastante perturbador.

Advertisement

Lee Más en ¿Qué Más?: Iracundo chofer de autobús escolar secuestró a niños y eso no es lo peor

La ex esposa fue la causante del dolor más grande que puede sufrir un padre, después del divorcio tenían una disputa por la custodia y un día simplemente la mujer secuestró a Sabrina y Greg Allen no supo más de ella por 12 largos años. Nunca desistió en encontrarla y trabajó duramente con el FBI  y las autoridades mexicanas para dar con su paradero.

La historia comienza en el 2002 cuando a Sabrina se la lleva su madre a México donde aparentemente vivía en condiciones horribles, en un diminuto apartamento, del cual, según el Daily Mail su madre no le permitía salir. De hecho, ni siquiera atendía la escuela.

Seguramente viviendo una vida de paranoia Dara Llorens, hizo hasta lo imposible por no ser encontrada, al punto que llegó a pintarle el cabello a Sara para que no pudiera ser reconocida, ¿qué clase de mujer hace estas cosas? ¡Le robó su infancia! En situaciones de abuso doméstico o infantil puedo creer que la desesperación es la mejor amiga de las decisiones desesperadas, pero parece que en este caso quien sufría de problemas de personalidad, es la madre de Sabrina quien le aseguró a la niña que su padre era un golpeador, y un pedófilo.

Por eso ahora Sabrina se encuentra bajo tratamiento psicológico antes de ver a su padre y su familia porque se niega a hacerlo. Su madre fue arrestada con severos cargos de secuestro y con una fianza de 300 mil dólares.

Greg Allen asegura que nunca cesó su búsqueda a pesar de haberse vuelto a casar y tener 3 hijos más. El recuerdo de su pequeñita lo hizo seguir luchando. Hoy lo único que espera es poder verla y pedirle permiso para abrazarla. 

Imagen vía National Center for Missing and Exploited Children

Topics: secuestro de niños  secuestro  arresto  rescate