Joven acomplejada por un defecto físico busca alivio y termina en tragedia

adolescente con hueco en el pecho muereQue pena que una jovencita de 17 años haya sufrido tanto en el proceso de sentirse "normal". La joven tenía un hueco en el pecho, un problema físico que provocaba que uno de sus senos se hundiera, haciéndola sentir diferente. No usaba sostén, ni se vestía a la moda como las otras jovencitas. Un doctor le dio esperanzas, realizando una cirugía plástica y ahí comenzó la tragedia de una familia que solamente quería ver sonreír a su hija.

Advertisement

Lee más en ¿Qué Más?: Marido infiel mató a su esposa por la razón más miserable

Kay Whiteman, tenía un problema diagnosticado como "pectum excavatum" que es un problema en las costillas que físicamente le provocaba un hueco en el pecho, que a su vez la hacía ver uno de sus senos hundidos.

Esto era devastador para la joven que algún día en la escuela recibió burlas de sus compañeras por el defecto y le provocó gran angustia al punto de que finalmente le mostró a su madre el hueco que jamas le había visto y como sabrás quedó ¡impactada!

Por supuesto que la llevó al doctor y así fue como recibió el diagnóstico. El doctor le habló de la posibilidad de una corrección con una cirugía plástica que como seguro adivinas se realizó. Le implantaron una pieza de metal en el esternón para llenar el hueco y ahí comenzó el viacrusis de Kay.

Según el Daily Mail desde el principio la pobre niña sufrió dolores agonizantes, tenía que dormir sentada apoyada de una almohada, no podía comer y dejó de ir a la escuela. Regresaron al doctor por los síntomas y el médico insistía que la recuperación era perfecta y que en poco tiempo estaría bien. ¡Cómo voy a creer!

Semanas después sufrió vómitos de sangre y simplemente caminar era un dolor agonizante, después de entrar y salir del hospital por seis meses, finalmente un día Kay despertó en chorros de sangre y la llevaron al hospital de emergencia donde hasta entonces decidieron retirarle la placa metálica.

Te cuento que en la operación el corazón de Kay falló y quedó en estado vegetativo. Sus padres decidieron desconectarla del respirador artificial y murió. Esta historia me hace cuestionarme, ¿hasta dónde llega nuestra obsesión por tener una imagen aceptable y hasta dónde permitimos que los demás con sus críticas y comentarios se apoderen de nuestra paz?

Entiendo que como padre quieres aliviar el dolor y las preocupaciones de tus hijos, pero a veces decisiones como ésta, tienen un precio muy alto. Hay que inculcarles aceptación propia y de los demás tal y como son. A nuetsros hijos debemos enseñarlos con el ejemplo, ¿no crees?

Imagen vía Thinkstock

Topics: adolescente  adolescentes con problemas  cirugía reconstructiva  cirugía cosmética