Conmovedor mensaje de la mamá del niño asesinado en la escuela de Oregon

¿Conoces una palabra que defina a una madre que ha perdido un hijo? Cuándo pierdes a tus padres te conviertes en huérfana. Cuando pierdes al marido eres viuda.pero ningún idioma del mundo ha encontrado una palabra que sea lo suficientemente fuerte, ni triste, ni desesperada, para expresar lo que siente una mamá que ve a su hijo morir primero que ella. Resulta aún más inconcebible imaginar lo que siente Jennifer Hoffman, quien se despidió de su hijo Emilio Hoffman, como todas las mañanas y hoy lo llora, después de que fue asesinado en otro episodio de violencia armada. Esta vez en la escuela secundaria Reynolds, en Oregon.

Sus palabras me dejaron en lágrimas y me recordaron lo que de verdad importa en la vida.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Heroico maestro arriesga su vida para salvar a estudiantes en fatal tiroteo en Oregon

Emilio, un amante del fútbol y querido por todos, estaba en el peor lugar, en el peor momento, cuando otro estudiante armado lo baleó. Esto es lo que su mamá nos dice.


Queremos compartir con la comunidad algunos de nuestros prensamientos sobre Emilio.

Emilio vivió en el área de Gresham/Troutdale toda su vida. Asistió a la primaria Kelly Creek Elementary, la Gresham Arthur Academy, la Reynolds Arthur Academy, y la Walt Morey Middle School.

Emilio tiene una hermana y tres hermanos y una familia grande, incluyendo una buena cantidad de hermanos y hermanas que vivieron temporalmente en la casa, en su camino a ser adoptados.

Disfrutaba de las ciencias y la historia, pero su verdadero amor eran los deportes. Durante los años jugó t-ball (béisbol para infantes) y fútbol americano, pero cuando descubrió el fútbol se enamoró. El fútbol era su vida. Jugó en un equipo para  La Amistad y la Columbia River United Futbol Academy (CRUFA),  ods ligas de fútbol locales. También entrenó dos equipos de U7 (menores de siete años) de  TFA Barcelona Oregon para dos de sus hermanos menores.

Anoche, cuando asistimos a la vigilia de velas, nos conmovió la respuesta de sus amigos, maestros y la comunidad. Emilio amaba a sus amigos y sus amigos lo amaban a él.

A esos amigos les decimos - Sean felices como Emilio. Sonrían como él. Rían como él.

Uno no podía estar con Emilio sin reírse. Todos los que lo conocían se reían con él. Tenía que ser todo el tiempo el centro de atención.

A los padres del mundo - amen a sus hijos. Vivan sin arrepentimientos. No tengo nada de qué arrepentirme con Emilio y él lo sabía.

Gracias por todo su apoyo. Nos ha dado consuelo y es bueno saber cuán amado era Emilio...no solo por nosotros, si no por todo el mundo.

Ahí lo tienes. Me imagino cuán emocionado Emilio estaba por el Mundial. Me duele el corazón. Anda a abrazar a tus amores. La vida es un minuto.

Imagen vía Emilio Hoffman/Facebook

Topics: tragedia con latinos  tragedia con niños  tiroteo en escuela