Valiente niño de 9 años muere defendiendo a su hermana mayor de un violador

Dos hermanitos de Richmond, Virginia jugaban en las vías de un tren cercano a su residencia, cuando fueron sorprendidos por un desgraciado que intentó agredirlos. Lo peor ocurrió cuando Marty, el valiente niño de 9 años, salió en defensa de su hermana de 11, para evitar que fuera violada.

La familia se encuentra indignada al conocer el fatal desenlace, que dejó al pobrecito muerto. Se convirtió en el héroe del vecindario, con toda la razón del mundo. Me cuesta creer que la maldad de un joven adolescente sin escrúpulos haya acabado con su vida y tienes que saber qué fue lo que pasó.

Advertisement

Lee más ¿Qué más?Desgraciados adolescentes fingen secuestro para darse grandes vacaciones 

El pasado jueves por la noche parecía aparentemente normal para una familia de Richmond, que dejó salir a sus niños a jugar en la parte trasera de su casa, como normalmente lo hacían. Jamás pensaron en la tragedia que los enlutaría, cuando un intruso llegó a desgraciarles la vida al par de hermanitos, que lo único que hacían era distraerse como cualquier niño de su edad.

Es realmente admirable lo que hizo este varoncito por intentar salvar a su hermana de la maldad de un sádico que desgraciadamente logró abusar de ella. El angelito intentó tomar la justicia por sus manos, sin sospechar que le costaría la vida. El infeliz que los agredió le pegó un ladrillazo en la cabeza, dejándolo tendido en el suelo, mientras se llevó a la chiquita detrás de unos matorrales ¡Qué puerco!

La nena salió de ahí ensangrentada, con la ropita abajo, y me cuesta ser tan gráfica cuando se trata de un crimen tan vil. Lo más triste es que su hermanito estaba muy malherido para poder impedirlo. Cuando por fin llegaron a socorrerlos era demasiado tarde: el niñito estaba muerto.

La niña fue llevada al hospital, donde fue curada de las heridas traumáticas que le propinó el asqueroso, quien logró huir en el momento. Menos mal que la descripción de la niña, quien estaba muy asustada al principio para decir de quién se trataba, fue la pista perfecta para que la policía diera con el paradero del desgraciado.

Mirar a la madre de la criatura fallecida, rodeada de un grupo de vecinos y parientes para llorar a este ser lleno de coraje, que defendió a su hermana hasta el final, es algo que me hace llorar. La foto del inocente y su nombre impreso en franelas, carteles y otras muestras de merecido respeto, es hermosamente triste.  

Con el corazón en la mano les digo que ni Martín, ni ningún otro niño en este planeta debería pasar por algo tan horrible. Solo espero que el asesino y violador pague con todas las de la ley, como se merece.

Imagen vía Thinkstock

Topics: noticia  abuso de menores  maltrato  muerte de niños  violacion