Insólito: Hombre muere a consecuencia de un inodoro volador

Mira que yo tengo buena imaginación, pero me está costando ver la escena. Acababa de terminar el partido de fútbol y los fanáticos estaban desatados. Los perdedores con furia, los ganadores con la emoción que da el triunfo sobre un histórico archirival. Paulo Ricardo Gomes había logrado mantenerse al margen de la la locura, hasta que, ya de camino a casa, pasó por la puerta seis, del área de los adversarios a su equipo.

Era obvio saber de quién era fanático, pues llevaba la camiseta de su escuadrón y hasta el escudo tatuado en el cuerpo.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Idiotez de adolescente le cuesta a los padres miles de dólares

De repente, se le vino encima un inodoro volador y lo derribó dejándolo en el suelo sin vida. Gomes tenía apenas 26 años. ¡Ojalá que ni se haya dado cuenta! Según informó la policía al portal G1, en medio de la conmoción por el resultado del partido, a fanáticos del equipo perdedor les dio por destrozar las instalaciones del estadio de Arruda, incluyendo los baños. Así habrán estado que arrancaron los inodoros de las paredes y se pusieron a lanzarlos contra la gente.

Lo peor es que hasta ahora no hay ni un detenido por la trifulca, lo cual te confieso que me deja bastante preocupada. Brasil está por recibir a miles de personas que llegan a partir de la segunda semana de junio para el Mundial. Algunos de ellos son de las llamadas barras bravas del fútbol, que no la piensan dos veces antes de acudir a la violencia. ¿Cómo puede ser que no estén listos para combatir estas cosas? Las autoridades de Pernambuco, donde ocurrió esta tragedia, dicen que casi 300 policías vigilaban el encuentro. ¿Y entonces?

Claro, además de que un crimen impune debe ser terrible para la familia de este pobre muchacho. ¡Qué descanse en paz!

Imagen vía Thinkstock

 

Topics: casos insólitos  muerte  futbol