Bebé muere cuando sus padres adoptivos se ven obligados a devolverlo a su mamá biológica

glider chair

Gabriel McFarland tenía cuatro meses cuando murió. Sufrió un traumatismo craneofacial que le causó la muerte. Y esta tragedia ocurrió 40 días después de que sus padres adoptivos tuvieron que devolver a la criatura a su madre biológica, Maryeka Atkins de 16 años, quien nunca terminó de completar los trámites para entregarlo en adopción. No me creerás cuando te cuente quién enfrenta ahora cargos por homicidio en primer grado. ¡Qué HORROR!

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Rescatan a bebé recién nacido de un inodoro y nunca creerás omo terminó ahí

Al pequeño Gabriel lo estaba criando la pareja conformada por Rachel y Heidi McFarland, desde que nació. Era el hijo biológico de Maryeka y de Drew James Wheeler-Smith, de 17 años. Pero la pareja tuvo que devolverlo a su madre biológica, una adolescente de 16 años y ahora el bebé está muerto.

Atkins dejó al pequeño Gabriel en el apartamento donde vive Wheeler-Smith en Des Moines, Iowa, mientras ella iba a hacer unas fotocopias. Su error fue dejar a la criaturita al "cuidado" del padre. Ese mismo día una amiga pasó por el apartamento y luego la llamó para preguntarle si estaba segura de dejar a Wheeler-Smith a cargo del bebito. Fue en ese momento en que el instinto de mamá se impuso y Atkins le pidió a su amiga que regresara.

Que historia tan espantosa. Cuando la amiga de Atkins regresó vio a Wheeler-Smith salir a la carrera. Llamó a Atkins para avisarle que el bebé estaba solo y cuando esta regresó ambas encontraron a Gabriel sin vida: no respiraba y ya se estaba tornando azulado.

Según el informe médico, la muerte de Gabriel fue causada por un traumatismo en la cabeza, que ocurrió mientras estaba a cargo de Wheeler-Smith. Ahora el muchacho enfrenta cargos por asesinato y maltrato infantil con la muerte de la criaturita como resultado. Si lo encuentran culpable, Wheeler-Smith podría enfrentar una pena de 50 años tras las rejas.

Que historia tan triste. Comenzó mal desde el principio con el embarazo de una adolescente y luego la fallida adopción de Gabriel por parte de una pareja que seguramente lo habría querido incondicionalmente, y que ni siquiera pudieron despedirse de él.

Ojalá y se haga justicia para que este angelito pueda descansar en paz.

Imagen vía Thinkstock

Topics: filicidio  padres adolescentes  adopción fallida  padres biológicos