Conoce a la latina que está detrás del gran escándalo racial de la NBA

Casi me caigo para atrás cuando me enteré que la ahora famosa V. Stiviano, la mujer que detonó el mayor escándalo racial en la historia del deporte en este país, es latina. Así mismo como lo leíste. La supuesta amante del dueño de los Clippers, el equipo de la NBA expulsado de por vida de las grandes ligas del básquetbol por racismo, nació como María Vanessa Pérez y eso no es lo más sorprendente. ¡Siéntate!

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Pitbull recibe duros ataques RACISTAS por "mexicano"

El escándalo explotó cuando se hizo pública una grabación de sonido, en el que un hombre--supuestamente Sterling--, le reclamaba por la foto que Stiviano publicó en su cuenta de Instagram, con la leyenda del basket Magic Johnson. Le dijo que  que no debe exhibirse con negros, ni traerlos a los juegos.

La indignación causó un repudio nacional y trajo como consecuencia que la NBA suspendiera a Sterling de por vida, No puede volver a pisar una cancha de las ligas y le aplicará una multa por $2.5 millones

Según ha revelado CNN, la supuesta amante Sterling, de 80 años, es una modelo de 31 años, que se describe de raza "mixta", mexicana y afroamericana. En 2010, habría cambiado  su nombre oficialmente de María Vanessa Pérez a V. Stiviano, supuestamente para evitar racismo. También ha tenido los siguientes alias: Mónica Gallegos, María Valdés y Vanessa Pérez.

A menudo se la ha visto en la primera fila de los juegos de los Clippers con ropa exageradamente llamativa, como en bikini o tops y vestidos muy sugestivos. Ella se describe como empleada de Sterling y se supone que maneja la fundación del equipo. Sin embargo, entre las cosas que denotan que hace más que "trabajar" para él, están los bienes que el hombre le ha dado: Un duplex en una buena zona de Los Ángeles, tres autos de súper lujo: un Ferrari, dos Bentleys y una Range Rover valorados en alrededor de $500,000. Imagínate que la esposa del hombre la ha demandado por más de dos millones de dólares. Ella quiere que devuelva todo eso.

Me parece que si fue ella la que difundió la grabación, le va a terminar debiendo a la familia más de cuatro milloncitos. ¡Ja!

Pero ahora en serio, creo que nadie se salva en esta historia. Todos son una vergüenza.

Imágenes vía V.Stiviano, Getty Images

Topics: racismo  escandalos de famosos  latinas