Heroico profesor logra desarmar a un niño en medio del tiroteo de Nuevo México

Un valiente profesor de estudios sociales logró lo que muchos policías y profesionales no han logrado: desarmar a un niño en medio de un tiroteo.

John Masterson es maestro en la escuela Berrendo de Nuevo México que sufrió la balacera el día de ayer a manos de un pequeño de 12 años. El hombre enfrentó al niño y su pistola después de haberle disparado a otros estudiantes en un gimnasio…

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Desalmada abndona a su bebé de un añito en casa de un extraño ¡y da una excusa ridícula!

"Él se quedó ahí permitiendo que una pistola fuera apuntada hacia él", dijo la gobernadora de Nuevo México, Susana Martinez. "Y logró convencer al jovencito de soltar el arma y que no habría más niños heridos".

El niño que llevó el arma a la escuela terminó hiriendo de gravedad a un pequeñito de 11 años y una niña de 13, dentro del gimnasio en Roswell. El niño se encuentra en condición crítica en el hospital ya que el tiro fue hecho hacia su rostro, mientras que la niña se recupera de un balazo recibido en su hombro derecho.

"Una cosa es que un policía armado entre a la escuela y haga su trabajo y otra es que un maestro intervenga en una situación como esta", reconoció admirado el jefe de Policía Estatal, Pete Kassetas.

Y vaya que es increíble y heroico que un hombre haya no sólo enfrentado a un niño inestable armado, sino que haya sido capaz de convencerlo con sus palabras de terminar esta tragedia sin sentido antes de que ocurrieran más muertes.

La policía reportó que al parecer algunos estudiantes pudieron haber sido advertidos sobre sus intenciones por el jovencito que perpetró el tiroteo antes de que lo hiciera. Ahora se encuentran investigando su motivo.

Cuando llegó el equipo de emergencia, todos los estudiantes fueron metidos a un camión que los llevó a un mall cercano donde pudieron reunirse con sus padres. Se espera que la escuela abra vuelva a sus actividades para el jueves.

El abogado de la familia del niño armado, Jason Bowles, declaró: "Nuestra familia, por ahora, se encuentra rezando y pensando en los niños que fueron heridos y sus familias, rezándole a Dios para que superen esta situación. Todos nuestros pensamientos y oraciones son para ellos".

Por mucho que creo que las armas son un GRAN y terrible problema para este país, creo que lo que más debería preocuparle a esta sociedad es el altísimo grado de balaceras a manos de niños que están ocurriendo en los años recientes.

¿Cómo estamos educando a los niños en la casa? ¿Qué le están enseñando en las clases? ¿Estamos siendo lo suficientemente amorosos con ellos? ¿Hablamos con ellos al menos? Creo que es necesario que cada padre se siente con los suyos, los abrace fuerte y procure hablar todos los días sobre sus sentimientos y su vida para evitar tragedias como ésta. 

Imagen vía captura de video en NyDailyNews

Topics: profesor  tiroteo  niño  arma