Cuando sepas porqué este padre dejó a su bebé HORAS en el auto querrás abofetearlo

Un hombre de Florida enfrenta cargos por negligencia con menores después de que dejó a su hija de cuatro de meses de edad, en un automóvil cerrado, en el estacionamiento de un club de nudistas en Fort Myers.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Algo que TODAS tenemos podría causar un terrible daño a nuestros hijos

La policía arrestó a Andrew Sosa, de 21 años, el sábado por la mañana, después de que encontraron a su hija de 4 meses de nacida, sola, en el asiento trasero de un Kia Optima, en el estacionamiento del club de striptease Lookers.

Una persona que estaba por allí, y vio que la bebé estaba sola en el interior del automóvil, hizo señas al oficial de policía para que se acercara al carro y viera que adentro había una criatura ahogada en llanto.

El policía trató de ubicar al adulto responsable de aquella niña y al no encontrarlo, rompió una ventanilla del carro para sacar a la bebé.

La niña, que estaba completamente sudada y cubierta de vómito, fue llevada al Hospital Infantil Golisano del suroeste de Florida para recibir tratamiento por deshidratación leve.

Las autoridades alegan que la bebé se quedó completamente desamparada durante más de tres horas, mientras Sosa estaba en el club de striptease. Un juez le fijó una fianza como sospechoso en 100.000 dólares y le ordenó mantenerse lejos de su hija.

Sosa, quien tiene un pasado violento y ya fue arrestado una vez por golpear a su novia embarazada, se alejó del juez antes de que este terminara de hablar con él.

Sin embargo, un tío de la niña, Cory Peterson, dijo que Sosa es el padre y que haberla dejado en el carro sola por tanto tiempo es una acción que no se corresponde con su conducta habitual. "Él es un gran padre, está con su hija día tras día. Cuida de ella."

Desde luego, un muchacho de 21 años es un adulto. Está en el deber de acatar sus responsabilidades como tal. Pero está claro que a los 21 años no todo el mundo está preparado para hacerse cargo de sí mismo, mucho menos de un bebé.

La conducta de Sosa es injustificable. Pero si hemos de creer al señor Peterson, tío de la bebé abandonada por más tres horas en un carro cerrado, ese episodio fue excepcional. Por lo general, él cuida a su hijita con ternura.

A pesar de su reprochable proceder con la bebé y su tendencia a la violencia, Andrew Sosa merece otra oportunidad.

Imagen vía Thinkstock