Pena de muerte para el desgraciado que mató a una niñita por un simple estacionamiento

Han Lei, un malévolo hombre de 39 años, ha sido sentenciado a muerte por haber matado a una niña de 2 añitos que simplemente estaba en el lugar equivocado a la hora equivocada. El terrible incidente ocurrió a finales de julio en China cuando Han estaba buscando donde estacionarse y se topó con la mamá de la víctima en una parada de autobús. Como Han quería estacionarse ahí pero la mujer estaba obstruyendo su camino con el cochecito de su bebé, el hombre enloqueció y ¡no vas a creer lo que le hizo a la niña de dos años!

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Encuentran un feto humano en un gabinete de una escuela

De acuerdo a la información que se reveló en la corte durante su caso, después de darle una golpiza a la madre, Han sacó a la niña del cochecito, la alzó por encima de su cabeza y la estrelló contra el suelo. De ahí, el muy cobarde se dio a la fuga.

A la niñita la transportaron al hospital, pero sus heridas eran tan severas, que no logró sobrevivir. Por suerte, la policía agarró al canalla de Han al día siguiente y ahora la corte lo ha encontrado culpable de asesinato y ha recibido la pena de muerte.

Es obvio que este hombre es un monstruo porque de otro modo no hay explicación alguna para lo que hizo. Y es que, ¿quién se enfurece de esta manera sólo por un estacionamiento? ¡Inconcebible!

Me alegra que Han vaya a recibir el castigo que bien se merece, pero me rompe el corazón pensar en esa pobre madre que tuvo que presenciar la muerte de su hija sin siquiera tener la oportunidad de defenderla. La verdad, no sé cómo estará haciendo para seguir adelante, porque yo no creo que podría. 

Imagen via Thinkstock

Topics: asesinato  violencia  niño