Destrozada madre habla del horror que vivió cuando sus hijas murieron en insólito accidente (VIDEO)

Si tan solo fuera posible poner a los hijos en una burbuja para que nada les pasara, estoy segura que toda mamá lo haría. Lamentablemente, esa no es una opción y así como la vida otorga el privilegio de ser madre, puede arrebatártelo de la peor manera. Lo digo por, Joann Mitchell, una mujer que perdió a sus hijas, Sadie Brantley de 13 años de edad y Madisyn Mitchell, de solo 1 año, cuando un avión privado se estrelló en su casa, en East Haven, Connecticut, como reportó hace unos días el Daily Mail.

Advertisement

Lee más en: ¿Qué más?: Su hijo murió a los 22 años y decidió momificarlo para tenerlo siempre a su lado (VIDEO)

Por primera vez, tras el trágico accidente que le cambió la vida, Mitchell narra en una entrevista para WFSB, el momento en el que corrió al rescate de sus hijas, tras estrellarse el avión y cómo las llamas consumieron rápidamente el lugar en el que sus niñas se encontraban, sin que pudiera hacer nada para salvarlas.

"Estaba pensando, 'sucedió en la parte de arriba de la casa, voy a revisar a las niñas para asegurarme de que están bien. Sé que Sadie se está muriendo del miedo'" dijo Mitchell. "Cuando abrí la puerta de su habitación, había un avión en medio de su cuarto". Reveló esta madre, quien confiesa que tras el accidente, se rehusó a pensar que sus hijas habían muerto.

Incluso, un hombre que se encontraba en la escena, cuenta a este mismo medio, que la pobre Mitchell, no dejaba de gritar desesperada: "No me voy a ir hasta que encontremos a mis niñas, ustedes tienen que encontrar a mis niñas". Pero, lamentablemente, nadie pudo hacer nada por rescatarlas, pues el avión que cayó en picada, provocó grandes llamas en la parte trasera de su casa, lo que hizo imposible sacar a las pequeñas con vida.

"Duele porque yo sé que nunca celebraré otro cumpleaños con mis hijas", expresó esta madre a Robert Goulston, un funcionario de New Haven. "Le estoy temiendo a la Navidad porque sé que ellas no estarán aquí", confiesa con profunda tristeza Mitchell, quien era muy unida a sus hijas.

¡Qué desgracia! No quiero ni imaginarme los sentimientos de culpa que debe llevar esta pobre madre, al haber salido con vida del accidente sin poder salvar a sus niñas.

Espero de todo corazón que pronto se recupere de su terrible pérdida. Y que encuentre una razón para seguir luchando. Mis oraciones también están con quienes iban a bordo del avión y perdieron la vida. Según las investigaciones se trataba de Bill Henningsgaard, antiguo ejecutivo de Microsoft que dedicó su vida a ayudar a los menos privilegiados y su hijo Max de 17 años, quien estaba por entrar a la universidad.

¡Descansen en paz las víctimas de este trágico accidente!

Mira aquí los tristes recuerdos de esta pobre madre

Imágenes vía YouTube/WFSB

Topics: accidentes aviones  muertes por accidente  pérdida de hijos