Pareja enfermiza viola a niño autista de 10 años mientras su mamá sale de emergencia

Una enfermiza pareja en Georgia acaba de ser acusada de violar a un niño de 10 años que es autista. De acuerdo al reporte de la policía, Nancy, la mamá del pequeño, tuvo que salir de casa en una emergencia y le pidió a sus inquilinos que cuidaran a su niño por tan sólo unos momentos en lo que llevaba a su hermano al hospital.

Esos momentos al parecer costaron mucho más de lo que nadie se imaginaba…

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Terror en centro comercial: 62 muertos, 175 heridos y el pánico abruma

Melissa Nicole Jones y Matthew Wilson Freethy-Swimm vivían en un pequeño departamento junto a la casa de Nancy, quien se los rentaba. Cuando tuvo una emergencia familiar y no tenía amigos o familiares cerca que la ayudarán a cuidar a su hijo, recurrió a ellos para hacerlo.

Fue ahí cuando este par de aprovechados y enfermos decidieron violar al niño y de acuerdo a declaraciones de su madre, Freethy Swimm sostuvo un cuchillo sobre su garganta mientras que Jones lo violaba.

No fue hasta 3 semanas después del ataque que Nancy se enteró de todo. Su hijito comenzó a gritar frenéticamente frente al hombre que lo atacó que había sido forzado a tener sexo con su esposa. Fue ahí cuando Freethy Swimm amenazó a Nancy y a su pareja.

Tras una sesión de terapia con el niño, se liberó una orden de aprehensión contra los dos criminales por cargos de asalto y abuso sexual.

"Esa fue la única vez que dejé a mi niño solo con ellos. Era una emergencia y no tenía a nadie más con quien acudir", declaró Nancy ante la prensa.

Qué desgracia que no podamos confiar ni en nuestros vecinos. ¿Qué en verdad tenemos que vivir como caracoles y no confiar ni en el perro de la esquina? Me da una terrible tristeza saber que tal vez al respuesta sea si.

Más tristeza aún este pobre pequeñito que debe lidira con este terrible trauma. Ojalá que estas joyas de humanos tengan su merecido en la cárcel y que paguen lo que hicieron.

Imagen vía Thinkstock

Topics: abuso de niños  abuso a menores  abuso sexual  niño  autismo