Baleados sin misericordia en un parque de Chicago un niño de 3 años y 12 adultos

¿Cuándo se acaban las lágrimas? Aparentemente nunca para los habitantes de Chicago, la capital de los asesinatos en el país. Allí anoche fueron baleadas 13 personas, entre ellos un niñito de tres años, mientras estaban tranquilamente sentadas haciendo algo que ni amenazaba a nadie, ni tendría por qué provocar ningún tipo de violencia. Dos de ellas murieron. Es realmente un trágico suceso, que quisiera no tener ni que mencionar, pero no podemos hacer como el avestruz. Esto le podría pasar a cualquiera. Los detalles aquí adelante...

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Revelan aparentes causas de la masacre del Navy Yard, pero ¡no creo ninguna! 

Según el periódico Chicago Sun-Times, el tiroteo ocurrió despues de las 10 de la noche, cuando un grupo de personas estaban en la cancha de basket en el área de Back of the Yards, conocido en español como "El barrio de las empacadoras". La policía informó a la prensa que 13 personas fueron impactadas por los disparos. Entre ellas se encuentra el pequeño Deonta "Tay-man" Howard, quien recibió un balazo en la cara y aunque, según el pastor Cory Brown, salió bien de una operación de emergencia que se le realizó en la madrugada, necesitará más cirugías.

Julian Haris, uno de los tíos del chiquito y quien estaba en el sitio, detalló al diario que un hombre con el pelo al estilo rasta, abrió fuego desde dentro de un coche de color gris contra la gente que estaba en el  parque plaza Cornell.  "(Las balas) pegaron en un poste de luz, pero me agaché y corrí para meterme a la casa", relató. "Han estado viniendo por aquí a buscar gente a disparar cada noche, sólo quieren disparar. Es lo que hacen". ¿Te imaginas vivir así? Para mí eso es peor que la delincuencia común, porque no es que te quieren quitar nada. Es matar por matar.

Lee más en ¿Qué más?: Estas son las 12 víctimas del pistolero del Navy Yard en Washington

La policía dijo que se trataba de un incidente de violencia pandillera. A mí me suena a uno de esos ritos de iniciación de las 'gangas', en los que para ser aceptados los jóvenes tienen que hacer cosas así de horribles. Lamentablemente, no se trata de un hecho aislado, pues Chicago tiene el deshonor de haber sido nombrada la capital estadounidense de los asesinatos. ¡Que terrible! Hace tres semanas, durante el fin de semana de Labor Day, se vivió en la ciudad un estallido de violencia, que dejó ocho muertos y 20 heridos. La situación es particularmente complicada en las áreas más pobres donde viven principalmente hispanos y afroamericanos.

La pregunta de los 100.000 centavos es: ¿cómo es que esto puede pasar en la ciudad donde es alcalde uno de los políticos más cercanos al presidente Obama, te estoy hablando de Rahm Emmanuel, quien fue su mano derecha en la Casa Blanca durante su primer período? Según el FBI,en  2012 en Chicago se cometieron 500 asesinatos, un alza del 16% en comparación con el año anterior. ¡No hay derecho!

Imagen vía Pastor Corey Brooks

Topics: crimen  violencia de pandillas  muertes