Chiquito fue hallado en su cuna completamente momificado tras morir de hambre

Cuando miras la inocente carita de Hamzah Khan, un chiquito de cuatro años de edad, que fue hallado completamente momificado en su cuna, tras morir por una severa desnutrición, es inevitable sentir desprecio por Amanda Hutton, madre del niño. Y es que, esta mujer de 43 años que vive en Inglaterra, está acusada de homicidio imprudencial, luego de que supuestamente dejara a su hijito morir de hambre, como reporta The Telegraph.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Encontró a su esposa momificada ¡tras un año de no verla! (VIDEO)

Aunque el pequeño murió el 15 de diciembre del 2009, a la edad de 4 años y medio, no fue sino hasta el mes de septiembre del 2011, que las autoridades hallaron el cuerpo. Luego de que un policía de la comunidad, que habló con Hutton, detectara un sospechoso olor proveniente de su casa en Bradford, West Yorkshire.

Fue entonces cuando las autoridades revisaron su casa, sin imaginarse que se encontrarían con algo tan macabro. Según la policía, la vivienda de Hutton se encontraba completamente sucia y desordenada. Pero cuando llegaron a su recámara, hallaron el cuerpo del pequeño Hamzah completamente disecado en su cuna junto con otras cosas.

El chiquito estaba tan desnutrido, que cabía en ropa diseñada para bebés de entre seis y nueve meses, como describieron las autoridades. De hecho, cuando lo encontraron, Hamzah todavía vestía un mameluco de bebé.

"Tenía un retraso en el crecimiento porque fue malnutrido por un largo período y ese tipo de cosas resultó en su muerte. En resumen, lo dejaron morir de hambre", dijo Paul Greaney, fiscal del caso, durante el juicio de  Amanda Hutton.

Por su parte, se cree que la acusada, quien increíblemente trabajaba como asistente de cuidados especiales, se defenderá argumentando que la malnutrición del niño se pudo haber presentado por condiciones que "ocurrieron naturalmente", como señala este informe.

¡Ajá si! ¡Por favor! ¿Quién le va a creer esa historia? Mucho menos, cuando se sabe que Hutton abusaba de las drogas y el alcohol. Ojalá que de ser hallada culpable, los últimos años de su vida los pase encerrada en una cárcel. Pues una madre capaz de hacerle algo tan cruel a su propio hijo, merece la peor de las sentencias.

¡En paz descanse este angelito!

Imagen vía Thinkstock

Topics: bebes  bebes maltratados  bebes asesinados  malas madres