Desgraciado asfixió a su bebé de 18 meses por hacer un berrinche

El jurado se tardó 45 minutos en encontrar al canalla de Kenneth Adams culpable de asesinar a su bebé de 18 meses. El terrible incidente ocurrió en octubre del año pasado en Iowa. Según la fiscalía, el pequeño Owen hizo un berrinche cuando su madre salió de compras y como estaba interrumpiendo a su papá mientras jugaba videojuegos, el hombre decidió callarlo tapándole la boca con una almohada.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Desalmada madre castiga a su hijo encadenándolo a tubería por dos semanas

Los abogados defensores de Adams trataron de convencer al jurado que el padre sólo había tratado de calmar a su hijo, pidiéndole que se acostara sobre una almohada y que cuando el niño se quedó dormido el lo dejó tranquilo y se fue a jugar videojuegos con su hijo mayor. No fue hasta más tarde que supuestamente fue a despertar al niño que se dio cuenta que no estaba respirando. 

Pero es obvio que el jurado no creyó esa historia ni por un minuto. Y aunque a Adams no se le pudo acusar de homicidio porque la fiscalía no contaba con suficientes pruebas para probarlo, sí se le acusó de poner a un niño en peligro causando su muerte. Y fue de eso que el jurado lo encontró culpable. Ahora, el padre de tres enfrenta un castigo obligatorio de 50 años en prisión.

Aunque ningún castigo cambiará el hecho de que el pequeño Owen murió en manos de su propio padre por culpa de un simple berrinche infantil, por lo menos se puede decir que en este caso se hizo justicia ya que para cuando el hombre de 30 años salga de la cárcel, estará demasiado viejo como para volver a hacerle daño a alguien más.

Imagen vía 

Topics: abuso de menores  abuso  asesinato  muerte  padres irresponsables  padres maltratadores