Hacen subastas de niñas vírgenes y las entregan al mejor postor

Ser una niña bella en una zona pobre de la ciudad colombiana de Medellín puede ser una tragedia. Así lo demuestra el caso de una mamá sin recursos acudió desesperada a una organización de derechos humanos pidiendo que la ayudaran a proteger a su hija de 13 años. Una banda de traficantes de mujeres le habían dicho que o entregaba a su niña o le mataban a toda la familia. Le tenían el ojo puesto a la chica para meterla en un asqueroso catálogo de vírgenes, que aparentemente se ofrece con regularidad a turistas y altos maleantes en Colombia.

Advertisement

Lee mñas en ¿Qué más?: Seducen a jovencitas por Facebook y las venden a traficantes de mujeres

Según el diario El Colombiano, el grupo oficial Corporación Centro de Consultoría y Conflicto Urbano C3, confirmó que en la ciudad de Medellín están haciendo subastas de adolescentes vírgenes entre los 12 y 14 años. La investigación determinó que grupos organizados contactan las familias, las amenazan e, incluso, cuidan de esas pequeñas para que nadie las toque, hasta el momento en que son ofrecidas a sus clientes. Asimismo, descubrieron que en muchos casos la familia acepta esta situación a cambio de dinero. ¿A cuántas otras no habrán agarrado prometiéndoles villas y castillos?

Los investigadores de C3 encontraron catálogos con las fotos de entre 50 y 60 niñas de entre 12 y 14 años. La organización de estos grupos es tal, que tendrían acuerdos con bandas de delincuentes para poder distribuir la información y hacer las transacciones "tranquilamente". Muchas veces aprovechan eventos como la conocida internacionalmente Feria de las Flores. ¿Será que estos desgraciados no tienen madres, hermanas, hijas?

Lee más en ¿Qué más?: La policía rescató a adolescente de 15 años que había sido secuestrada

El caso que te conté al principio fue relatado por Jesús Sánchez, encargado de Derechos Humanos de la ciudad. "Toda esa familia tuvo que salir de la ciudad en condición de desplazamiento y el motivo fue proteger a la niña", indicó el funcionario. O sea que nadie los protegió. ¡Reciban mil bendiciones por estar dispuestos a hacerlo todo para cuidar a su chiquita!

Te voy a confesar que de todo esto lo que me pareció más aterrador fue que Sánchez alentó a la población y hasta a la policía a alertarlos del delito, que existe en el código penal de la ciudad. Es decir, es algo tan común que ya está penalizado bajo el nombre "subasta de vírgenes". ¿Cómo puede ser que no se haga nada por ayudar a estas muchachitas?

Imagen vía Thinkstock

Topics: casos insólitos  abuso de mujeres  abuso de menores