"Fui bueno con ellos", declara asesino que torturó y quemó a toda una familia

El asesino de la esposa y dos hijas del doctor William Petit, en un escalofriante y perturbador caso, acaba de decir que fueron "buenos" él y su cómplice durante todo el evento.

El psicópata de Steven Hayes dio una entrevista en la correccional de Somers, donde enfrenta la pena de muerte. La verdad es que me es imposible creer que haya tenido los pantalones para declarar tanta tontería.

Advertisement

Lee más en ¿Qué más?: Niña de 8 años muere tras ser desposada brutalmente por su marido de 40 años 

Miren, yo ni siquiera vivía en Estados Unidos cuando este trágico evento sucedió en el 2007, pero resulta que Hayes fue acusado de prender con gasolina a Michaela Petit de 11 años y a su hermana mayor, Hayley de 17, mientras estaban amarradas a sus camas.

No contento con ello, Jennifer Hawke Pettit, la mamá, fue violada y asfixiada en el piso de abajo por Hayes.

Su cómplice Joshua Komisarjevsky, usó mientras un bate de béisbol para golpear brutalmente al papá que estaba amarrado en el sótano y que milagrosamente logró escapar.

Las declaraciones que hizo esta semana incluyen como culpó a Komisarjevsky de haber prendido el fuego. "Yo no fui" declaró el enfermizo hombre.

"Excepto por ese 'par de minutos', fuimos buenos con todos" continuó la declaración. El condenado a la pena de muerte tuvo el descaro de decir que estaba tratando de calmar a todos, que les llevaba agua y los dejaba ir al baño. Claro, y después mató a todos a sangre fría.

Hayes declaró que no recuerda qué es lo que sucedió. Inicialmente sólo quería dinero y asaltó a la mamá para sacar dinero en un ATM, pero todo terminó mal.

Esto es exactamente lo que hace los sociópatas. Tratan de ganar la confianza de todos y parecen inocentes. No presentan ningún remordimiento ni entienden el daño que hacen.

Todo esto salió a la luz porque el tipo se quejó de cómo lo trataban en la cárcel. La ironía más ridícula del año, ¿no creen?. Igual los guardias de la correccional deberían decir que también el ofrecen agua y lo dejan ir al baño, porque son "buenos".

Hayes declaró al final que se siente arrepentido por lo que sucedió y que no hay día que pase sin pensar en lo que hizo. Como dicen por ahí… too little too late.

Imagen vía ABC